Noticias del español

| | | |

| Eduardo García
www.lne.es, España
Viernes, 12 de noviembre del 2010

NUEVA ORTOGRAFÍA, PERO SIN REVOLUCIÓN

Los filólogos asturianos piden normas más claras sobre los signos de puntuación y restan trascendencia a los cambios sobre la «i griega».


Mucho ruido mediático, pero poco cambio trascendental. Los filólogos de la Universidad de Oviedo esperan la nueva Ortografía que prepara el equipo de la Real Academia dirigido por el asturiano Salvador Gutiérrez:

«Las novedades ortográficas van a ser de poco calado, son retoques», asegura Ramón de Andrés. «Me preocupa el idioma mío, que están acabando con él, y no lo que hagan con la letra i griega», apunta Xosé Lluis García Arias.

«El asunto de la "y" me parece absolutamente secundario. Espero que dejen claro qué se va a hacer respecto a la acentuación o no del "sólo" como adverbio y de los demostrativos», señala Hortensia Martínez: «Hay cosas que están ahí, en el aire, desde hace años, y que es bueno que se asienten de una vez».

La nueva Ortografía, que tiene que pasar dentro de unas semanas por el filtro de todas las academias del idioma castellano, no parece preocupar en demasía a los profesores de Filología Española de la Universidad asturiana, entre otras cosas porque la Ortografía no influye en la lengua de comunicación hablada.

Ramón de Andrés: «Que la letra "y" se llame de una manera o de otra; que en la ordenación alfabética aparezcan o no la "ch" o la "ll" como letras independientes; o que no se acentúen "solo" o "truhan" no tiene ninguna importancia en el uso normal de la lengua».

Emilio Martínez Mata: «Me pregunto si va a haber algún cambio significativo acerca de la puntuación, que me parece el problema más importante y que requiere un estudio serio porque hay cuestiones todavía por resolver».

La preocupación por los signos de puntuación es compartida por la profesora Hortensia Martínez. «Hay dudas sobre este aspecto que siguen sin estar claras en las normas ortográficas», dice.

Emilio Martínez Mata considera «acertadas» la supresión del acento en el adverbio «solo» y en los demostrativos o la supresión de la «ch» y la «ll». «Otras medidas, en cambio, no las veo. Llamar a la "i griega" "ye" me parece una pérdida histórica, en alusión a su origen, sin ninguna ventaja».

Xosé Lluis García Arias: «Yo prefiero no entrar en ese juego. ¿Para qué van a cambiar la "y"? El tema no se soluciona con la pronunciación "ye". Me parece rizar el rizo de las cosas».

El nombre de la letra Y: «Las denominaciones "i griega" o "ye" ya existían, no se inventa nada: consúltese el Diccionario de la Real Academia, y se verá que ambas denominaciones estaban ya reconocidas. La primera denominación alude a su valor vocálico y su origen griego; la segunda alude a su valor consonántico. (Por cierto, que en la gramática asturiana de la Academia de la Llingua recibe los dos nombres). No va a suceder nada: los que la llamaban "i griega" seguirán haciéndolo, y los que la llamaban "ye", otro tanto», explica Ramón de Andrés.

Lo mismo se puede decir de las denominaciones «uve» o «ve baja», también llamada «ve corta». Ya figuraban en el Diccionario de la RAE. La nueva ordenación alfabética de la «ch» y la «ll» ya se decidió en 1994, y la edición de la Ortografía de 1999 ya aludía a ello. Por cierto, que es la ordenación internacional de siempre, la misma que siguió el Diccionario de la RAE hasta que la alteró a principios del siglo XIX.

Finalmente, la no acentuación de la conjunción «o» entre números (Por ejemplo, 4 «ó» 5) parece contar con todos los predicamentos. «Siempre me pareció que era una norma absurda, porque la confusión con el cero era improbable», dice Ramón de Andrés.

«La puntuación es el problema más importante, requiere un estudio serio»: Emilio Martínez Mata —departamento de Literatura—.

«Que la "i griega" se llame de una manera o de otra no afecta al uso de la lengua»: Ramón de Andrés —Filología Española y Asturiana—

«No entro en este juego; a mí me preocupa mi idioma, que acaban con él»: Xosé Lluis García Arias —catedrático de Lengua—.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: