Noticias del español

| | |

| Ismael Garzón
La Auténtica Defensa, Argentina
Sábado, 27 de junio del 2009

NUESTRA PREOCUPACIÓN POR EL VOCABULARIO

«La libertad de expresión es una mentira, cuando las personas carecen del vocabulario apropiado para expresar con precisión lo que piensan», dijo Pedro Luis Barcia, presidente de la Academia Argentina de Letras.


Reflexionando sobre la afirmación del ilustre intelectual, persistimos con nuestra preocupación por el habla de nuestros alumnos, la que mantenemos desde los comienzos de nuestras actividades docentes, en el Taller Escuela Mariano Moreno (TEMM), de tal manera que le damos la importancia que tiene la lengua escrita y oral, desde nuestras primeras incursiones en las aulas, y así arribamos a la firme creencia de que el nivel de expresión difiere según los ámbitos y nivel cultural de las personas, advirtiéndose, en la actualidad, la decadencia de la lengua en sus dos expresiones fundamentales: la palabra escrita u oral.

Rechazamos el uso vulgar del lenguaje en los medios de comunicación masiva, cuando ellos incluyen voces soeces o chabacanas impropias del nivel cultural que les compete, con oportunidades en las que los conductores de la radio y la televisión pretenden disimular sus limitaciones con el falso argumento de «que quieren ser fieles al habla del pueblo», lo que representa una detestable impropiedad.

En la tarea que nos hemos impuesto para el ejercicio del periodismo y la docencia, desde hace varias décadas, pretendemos con indeclinable pasión, lograr, mediante metódicos estudios orientar a los jóvenes con vocación por estas disciplinas, para enriquecerlos con el correcto uso de la rica lengua castellana.

Aceptamos, en el pensamiento de Sócrates, que «siempre hay tiempo para reconocer nuestra ignorancia», y destacamos, con satisfacción y justificado orgullo, que gente que nos acompaña transitando la edad avanzada, dedican buena parte de su tiempo cotidiano, para crecer juntos en esto de la búsqueda de aquello que fortalecerá nuestro intelecto y formación como periodistas, escritores, locutores u oradores, o simplemente, como personas.

Pedro Luis Barcia, presidente de la Academia Argentina de Letras

El presidente de la Academia Argentina de Letras todavía recuerda los más de 100 sonetos que aprendió de memoria gracias al ejercicio de reglas nemotécnicas por él instauradas. También las centenares de palabras que recogía del diccionario para aplicarlas en sus conversaciones cotidianas mientras disfrutaba de la pesca en su Gualeguaychú natal o realizaba prácticas de espiritismo. (Google)

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: