Noticias del español

| |

| Inés Izquierdo Miller
www.laprensa.com.ni, Nicaragua
Lunes, 12 de julio del 2010

NO USEN «DE GRATIS»

Nos llega desde el latín la voz «gratis», que se puede usar como adjetivo al emplear gratuito, por ejemplo «almuerzo gratuito» o como adverbio, gratuitamente.


El significado de esta palabra es : 'de balde', que tiene su historia pues en el español medieval, dicha locución significaba 'gratis' y además 'inútilmente o en vano'.

Los dos significados llegaron hasta nuestros días en el español de América, como bien aparece registrado en los diccionarios de la Real Academia Española: «Ya no tendremos quien nos desholline y nos friegue las casas de balde» (Cabada Agua [Méx. 1981]); «Te disfrazaste de balde, no va a haber baile» (Ramírez Baile [Nic. 1995]). En España, la locución «de balde» se usa sólo como equivalente de «gratis», mientras que para «inútilmente» se emplea «en balde».

Entonces hay que añadir que «en balde», quiere decir 'Inútilmente o en vano': «En balde vamos a esperar que el país salga de su indigencia inmerecida».

Con la aclaración siguiente: En algunas zonas de América se emplea también, con este sentido, la locución «de balde», por ejemplo: «Trabajé todo el día de balde».

En el caso de gratis, insistimos que su adjetivo es «gratuito» y funciona como adverbio, «gratuitamente».

Hay que puntualizar que se debe evitar en el habla culta la expresión «de gratis» que se debe al cruce entre las expresiones sinónimas 'gratis' y 'de balde'.

Dentro de la misma familia tenemos también 'gratuidad', que en este caso procede del francés gratuité, y éste a vez del latín tardío y significa: 'Cualidad de gratuito'.

La RAE cita estos ejemplos: «Es necesario no renunciar a la gratuidad de la enseñanza (DHoy [Ec.] 12.17.97» y de inmediato aclara que no debemos usar la forma «gratuitidad», a pesar de estar correctamente formada a partir de gratuito, pues el derivado de este adjetivo se formó por haplología («eliminación de una sílaba semejante a otra contigua de la misma palabra»).

Así que ya saben no usen «gratuitidad» y tampoco «de gratis», hablemos bien y así defenderemos nuestro idioma.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: