Noticias del español

| Piedad Villavicencio Bellolio (El Universo, Ecuador)

No hay que confundir «llover» con «serenar»

Cuando llueve cae mucha agua de las nubes; cuando está serenando el agua que cae no es abundante, sino menuda; es decir, serenando equivale a lloviznando o garuando.

Con el soporte del Diccionario de la lengua española, en este contexto de las lloviznas, lluvias o aguaceros conviene saber también que chaparrón se refiere a una lluvia intensa de corta duración; un chubasco, a un aguacero con mucho viento; un diluvio es una lluvia copiosa que ocasiona la inundación de grandes áreas del planeta; un calabobos corresponde a una llovizna incesante que, por su prolongada duración, empapa la ropa y cala hasta los huesos; el chirimiri (o sirimiri) y el orvallo (u orballo) son, asimismo, lloviznas persistentes.

Leer más en eluniverso.com.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: