Noticias del español

| |

| Lucila Castro
lanacion.com.ar, argentina
Martes, 20 de mayo del 2008

NO ESTÁN TODOS LOS QUE SON

«EL día 7, en la portada de la edición digital, aparece una palabra que no está en el Diccionario de la Real Academia Española ( DRAE ): politicólogo . No está ni en el diccionario oficial ni en el de dudas. Llama la atención el error. Tanto correctores como redactores merecen un tironcito de orejas. Le aclaro que a mí me suena mejor esta inexistente palabra que la aceptada: politólogo. En fin, nuestra lengua provoca estas pequeñas discrepancias», escribe Edued García.


No solo no merecen un tironcito de orejas los que hacen el diario, sino tampoco el lector, al que la palabra politicólogo, de existencia probada, le suena mejor. En todo caso, la que merece el tirón de orejas es la Academia, por no haber recogido politicólogo y politicología en su diccionario. Lo prometieron, pero al parecer se olvidaron. Cuando se enteraron de que aquí se decía así, ya se había publicado la última edición, pero no he visto que su inclusión esté acordada para la próxima.

A García le suena bien politicólogo porque está bien formada (sobre política ) y se usa: cumple las condiciones para ser considerada correcta. Las formas politólogo y politología no están bien construidas, pero así se dice en España, por lo que también son aceptables.

Conjugar con imaginación

Aldo Hugo Cantón no gana para sustos. Escribe:

«¡Ay, mi diario!

»Domingo 4, sección 5, Turismo, página 2: En el Famatina se extrajerá oro….

»¿Será un verbo para usar cuando la extracción la hacen extranjeros?»

Restauración de edificios

«Hace algo más de un mes, leí en el diario un artículo que hablaba de colegios en peligro por el mal estado de su estructura física. Me interesó porque entre las fotos una era del Otto Krause. Pero encontré al menos tres veces la palabra refaccionar, debajo de las fotos y en el encabezamiento de uno de los comentarios. ¿Se ha admitido refaccionar, en lugar de refeccionar? ¿Es solo una distracción del corrector? ¿Existen los correctores, todavía?», pregunta Guillermo Alas.

El verbo refaccionar es un americanismo y como tal figura en el DRAE . Fue registrado por la Academia por primera vez en la edición del Diccionario manual de 1985. Pero no es que se use en América en lugar de un más general refeccionar , porque refeccionar no se usa en ese sentido, sino que significa ´alimentar para reponer fuerzas . En realidad, refeccionar no se usa en ningún sentido, porque dejó de usarse hace siglos. Como forma anticuada lo recoge el DRAE desde que lo registró por primera vez, en la edición de 1832.

Tal vez porque refaccionar no estaba en el DRAE y sí figuraba refeccionar , aunque evidentemente no se habían molestado en leer lo que seguía al lema, esas personas que creen que las palabras que no están en el diccionario no existen empezaron a sostener que no había que decir refaccionar , sino refeccionar y, como los errores cunden fácilmente si se los enuncia con énfasis de sabiondo, algunos les hicieron caso.

Existen, sí, los sustantivos refacción y refección, que se usan ambos en todo el mundo hispanohablante en las acepciones de los dos verbos, como ´compostura o reparación de lo estropeado y ´alimento que se toma para reparar las fuerzas .

Refeccionar viene de refección y refaccionar viene de refacción , que a su vez viene de refección. Todas estas palabras se formaron en español, excepto refección, que viene del latín refectio. Por razones fonéticas, en latín la forma factus (del verbo facere, ´hacer ) en los compuestos con prefijo da -fectus, por ejemplo refectus, ´rehecho, ´reparado, ´reconstruido, restaurado' , y los derivados de estos compuestos conservan la e, como refectio. Sin embargo, en latín mismo se ha recogido por lo menos una inscripción en la que se habla de aedificia refacta, es decir, justamente, ´edificios refaccionados' .

Tilde en hiato

Consulta Selvia Tourn:

«Necesito que me confirme si la palabra reúne lleva tilde, como leo con frecuencia en el diario y en otras publicaciones. En caso afirmativo, le agradeceré que me ilustre sobre los fundamentos. Siempre escribí reune sin tilde, de acuerdo con la regla de que palabra grave terminada en n, s o vocal no lleva acento ortográfico.»

La palabra reúne se escribe con tilde para indicar el hiato. Leemos en el Diccionario panhispánico de dudas: «Las palabras con hiato formado por una vocal cerrada tónica y una vocal abierta átona, o por una vocal abierta átona y una cerrada tónica, siempre llevan tilde sobre la vocal cerrada, con independencia de que lo exijan o no las reglas generales de acentuación: armon ía, gr úa, insin úe, d úo, r ío, hemat íe, ld, cda, rz, fcho, cafna, egsmo ,oí r. La presencia de una hache intercalada no exime de la obligación de tildar la vocal tónica del hiato: búho, ahíto, prohíbe». Si reúne se escribiera sin tilde, se entendería eu como diptongo y la palabra se acentuaría en la e.

Décadas

Observa, con razón, Diana Clara Daich, doctora en odontología:

«En un artículo del día 12, 'Cuatro años hablando de las mujeres de 50', se desliza un error muy común. Y que no es discutible. Se habla del espectáculo 'Mujeres de 50' , en el que la actriz Liliana Pécora encarna a varias mujeres que se enfrentan, con mayor o menor valor, a la quinta década de sus vidas. En realidad, esas mujeres están en su sexta década. El tan trillado tema de siglos y milenios…

»Un bebé en su primer año de vida es un buen ejemplo del que teniendo cero años ya cursa su primera década.

»Lo lamentable es que este error, tan común, lleva a malentendidos. Una enfermedad prevalente en la tercera década de vida lo es en gente de veintipico.»

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: