Noticias del español

| | |

| Gladys de Bernett
La Prensa, Panamá
Viernes, 18 de abril del 2008

NO ES LO QUÉ DECIMOS, SINO CÓMO

Se comenta que vivimos en la sociedad del microondas, donde todo se puede obtener más rápido: comida rápida, crédito y préstamos rápidos, tecnología expedita y veloz; pero nos hemos olvidado de los aplausos por las obras bellas que se realizan en nuestro país.


Del 21 al 27 de abril se celebrará la Semana Mundial de Acción por la Educación, así que podremos palmotear en señal de aprobación y de entusiasmo con alegría, para celebrar con palabras elogiosas y con demostraciones afectuosas los logros y los éxitos de este evento.

Los científicos buscan fórmulas en la ingeniería de la comunicación humana. Noam Shomsky, creador de la gramática transformacional, es uno de ellos y habla de la ingeniería de la comunicación para el cambio y desarrollo del hombre en diferentes ámbitos terapéuticos, creando terapias específicamente en el área educativa, con el trabajo en equipo en las labores interdisciplinarias y en el clima laboral. El nombre programación se refiere al proceso de organizar los componentes de un sistema o sea las representaciones sensoriales, en este caso, para producir salidas, metas o resultados específicos. La palabra neuro, del griego nervon significa nervio, dice que todo comportamiento es el resultado de procesos neurológicos. Lingüística del latín lengua, lenguaje indica que los procesos neurológicos están representados, ordenados y secuenciados en modelos y estrategias a través de lenguaje o sistema de comunicación. La programación neurolingüística (PNL) aumenta la opción del comportamiento, porque una persona puede tener un modelo del mundo (realidad) limitante y, en consecuencia, obtiene resultados negativos en su actuar. La PNL propone encontrar más opciones positivas. Propone conceptos específicos, que pueden ser aplicados en toda interacción humana para disfrutar los aplausos por nuestras actuaciones. Este proceso es psicobiológico y expresa activas experiencias internas de quien la emite y de quien la recibe.

Por tanto, las reglas que rigen el lenguaje son parte fundamental del proceso de construcción de la representación de la realidad y, por eso, es que tenemos conciencia de algunos procesos mentales a los que llamamos nivel consciente, ya que la mayoría de nuestros procesos corresponden al nivel inconsciente. Toda experiencia humana tiene componentes visuales, auditivos y kinestésicos y está comprobado que el mapa no es el territorio. El ser humano no vive en el territorio sino en el «mapa» de ese territorio. Con este mapa podemos eliminar las enfermedades psicosomáticas que son las que afectan al alma humana. Así, entre aplausos y razonamientos lógicos concretos, el proceso de la programación neurolinguística puede desarrollar fórmulas elevadas de nuestro pensamiento crítico al ubicar en un discurso uno de estos razonamientos simples «H2O que no haz ingurgitar, permítele que discurra por su cauce», que con un buen aplauso nos indica: «agua que no haz de beber, bájale la cadena». Por eso, aplaudiremos con el PNL que el Meduca trabaje el proyecto de decretar 2008 como año de las matemáticas y del idioma español para ayudar a disminuir los fracasos escolares en estas dos asignaturas, que son las bases del PNL y del desarrollo social mundial tomando en cuenta que la educación es la «mejor palanca» para el desarrollo de nuestros pueblos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: