Noticias del español

| | | | | |

| Agencia Efe

Nélida Piñón: «Las palabras erotizan la realidad»

La escritora brasileña Nélida Piñón, que el viernes recogerá el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, vive un gran momento porque, además de este galardón, acaba de obtener el Premio Jabuti, el más importante de su país, por su última novela Voces del desierto, un libro que estos días aparece en España.

Premios y reconocimientos para una maestra del verbo que, además de escritora y académica, es una defensora de la imaginación y la seducción con la palabra. «Seducir es una fatalidad humana. Quien no seduce está negando su oficio humano. Las palabras erotizan la realidad y, a medida que tú seduces, estás legitimando al otro; por tanto, tiene hasta una dimensión moral», explicó la autora en una entrevista con Efe.

Nélida Piñón (Río de Janeiro, 1937), de paso por Madrid, visitó las instalaciones de la Agencia Efe, donde, con un ánimo estupendo, comentó que el Príncipe de Asturias la llena de «honor» porque, «además de ser un galardón de gran prestigio internacional, viene de España, de donde provengo».

«Soy de familia gallega, y este galardón es un homenaje a mis mayores, a mis ancestros, al lugar de donde he salido, a esa aventura que comenzó mi abuelo dándome el idioma español. Amo el español y el portugués y espero que el día 21, cuando me toque leer el discurso de agradecimiento en nombre de todos, me controle», afirmó esta autora, que fue la primera mujer presidenta de la Academia Brasileña de las Letras entre 1996 y 1997.

Aclamada por la crítica como la voz más destacada de la literatura brasileña, Piñón ha recibido en su país dos premios, el que se da a la mejor novela del año y el Jabuti, una especie de Nobel brasileño, por Voces del desierto, el libro que ahora aparece en España, editado por Alfaguara.

Un texto que ella misma presentará en Madrid a su regreso de Oviedo y al que esta autora, enamorada de Oriente Medio y de la historia en general, ha dedicado muchos años.

«Se trata de un tributo a la oralidad humana -explicó-, se podría decir que es una relectura de ‘Las mil y una noches’, pero en ningún momento habla Sherezade para seducir al califa. Yo quería hacer una novela sobre el arte de fabular y sobre la imaginación como ejercicio del ingenio humano, que en realidad es el protagonista de la novela».

Narradora e intelectual activa, Nélida Piñón, defensora del arte de contar, de tejer con los hilos de la imaginación, pensó que Sherezade era la criatura más emblemática en esta materia y que Oriente Medio era el enclave perfecto para dar rienda suelta a la imaginación humana.

«Ellos tienen un único dios. Es un lugar en el que se reúnen tres religiones monoteístas que abrazan a un dios invisible, y eso también es pura imaginación, porque es algo no tangible, no palpable; es tan sutil que sus efectos provocan a cada cual versiones distintas», sostuvo la autora de La república de los sueños.

Seducción, sueños, imaginación, erotismo, belleza y mestizaje recorren las páginas de este libro, en el que las mujeres tienen claro protagonismo.

«Como escritora -dijo la autora- tengo el gran placer de observar y, aunque creo que también hago personajes masculinos redondos, aquí patrocino a las mujeres, y es que quiero ser una escritora proteica y asimilar muchas formas humanas y poder convertirme en niño, hombre, vegetal o animal. Ser polisémica y camaleónica».

Y para conseguir este propósito, Nélida Piñón, cuya obra está traducida a varios idiomas, aseguró que su proyecto de vida tiene que ser «la carnalidad humana».

«Si Flaubert tuvo la pretensión deslumbrante de decir que Madame Bovary era él. Yo también puedo ser todo. Para mí, la mejor manera de conducir un proyecto de creación es el de ser capaz de meterte en las venas ajenas».

Pero Nélida Piñón, que además de ser una gran narradora es también una guardesa de la palabra desde su puesto en la Academia de la lengua de su país, se refirió durante la entrevista a la importancia de que se vayan a dar clases de español en los colegios brasileños.

«Me encanta que el español esté en auge en mi país. Me parece muy importante que los brasileños aprendan a hablar bien el castellano, porque es un país de gente muy mimética, son muy teatrales y carnavalizan la realidad. Pero los españoles lo harán bien, porque son muy a la nebrija y donde va la lengua va el imperio», dijo con humor esta escritora, al tiempo que mostraba un anhelo: difundir el portugués por otros países.

«Tendrían que difundir el portugués por América Ibérica, porque, además de ser bello, haría que ustedes fueran bilingües», concluyó.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: