Noticias del español

| | |

| C.Ortiz (elcorreo.com, España)

Sáenz de Buruaga: «Nadie cuida las formas»

Sáenz de Buruaga, De Prada y Campos, analizaron el uso del español.

 

Los libros ya no son el único vehículo de enseñanza. En la era de los sistemas digitales e Internet hay otros muchos caminos para llegar a la información y al conocimiento. La mayoría eligen grandes medios de difusión como televisiones, radios o periódicos, donde la comunicación escrita o verbal juegan un gran papel.

Hasta tal punto que ayer el mirandés, Ernesto Sáenz de Buruaga no dudó en apuntar que los periodistas son los máximos responsables de que nuestro idioma sea divulgado correctamente. Así lo puso de manifiesto durante la coloquio que compartió con María Teresa Campos y Juan Manuel de Prada, en el recién estrenado salón de actos de la Casa de Cultura —de Miranda de Ebro (Burgos).

El tema puesto sobre la mesa por el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua no era otro que el español en los medios de comunicación. Un binomio que cada vez parece llevarse peor, sobre todo en la tele donde todos los días hay un buen número de «frikis que dan constantes patadas al diccionario y que ni siquiera saben a que palabra se refieren cuando están hablando», lamentó.

Pero quizá esa situación sea sólo un reflejo del momento actual que vive la sociedad española en su conjunto. «Todo se está vulgarizando, nadie cuida las formas y por lo tanto eso se está viendo también en los medios de comunicación. Los jóvenes cada vez hablan peor», señaló Sáenz de Buruaga.

Para hacer frente a esa situación y trata de invertir la tendencia apostó por «la obligación moral y profesional que todos tenemos para que se hable correctamente y con rigor».

Y es que depende del tipo de comunicación verbal y no verbal que los profesionales depende del nivel de información que llegue al público, por tanto «somos los máximos responsables de que nuestro idioma sea divulgado correctamente», concluyó.

Pero ese es una tarea que cada vez resulta más difícil en una profesión cada vez peor valorada y también remunerada. Y es que en su opinión, en la última década el periodismo ha ido perdiendo peso en favor del espectáculo más degradado.

«Al periodista se le reclama de showman cada vez. Y eso, aunque es una degradación del oficio, es una característica cada vez más evidente de los medios de comunicación, hasta en los telediarios», concluyó De Prada.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: