Noticias del español

| |

| Roxana Zúñiga Quesada
Al Día, Costa Rica
Jueves, 24 de mayo del 2007

MUSEO DE HORRORES

El buen uso del idioma español es tan complicado como poner de acuerdo a cien políticos o dominar una colonia de gatos en celo en La Sabana.


Cuánto más se intenta ahondar en el conocimiento, son más evidentes y notorias las carencias. Es impresionante la cantidad de palabras y expresiones que empleamos a diario incorrectamente. Algunos ejemplos:

A nivel de: significa un concepto de altura (a nivel del mar; no ha llegado al nivel de otras veces), pero se utiliza erróneamente en expresiones como «hay que consultarlo a nivel de jefes» o «a nivel personal opino que». Según los expertos, se debe sustituir «a nivel mundial» por «en el mundo», y «a nivel general» por «en general».

Otra expresión que ocupa un lugar relevante en el Museo de los Horrores del Centro Virtual Cervantes, y la que es una de las peores, según ese sitio: En base a. La abominable frase se puede reemplazar con: «A partir de», «basado en», «sobre la base de» o «tomando como base».

Otro yerro frecuente es decir «lleva una camisa a rayas», «es una cocina a gas», «la falda a cuadros» y demás. Los entendidos aducen que se debe recurrir a la preposición de, pues la preposición a es un galicismo (importado del francés).

Muchísimas de las frases que usamos están mal desde el punto de vista del idioma. Por eso, a veces, es más sencillo domar gatos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: