Noticias del español

| | | |

|

Carmen Morán

www.elpais.com

Jueves, 26 de julio del 2012

‘Mileurista’ entra en el diccionario


La Academia incluirá el vocablo que inventó Carolina Alguacil para definir a toda una generación


No es fácil conocer el origen de los neologismos que se van incorporando al diccionario. Es como saber quién fue el primero que contó ese chiste que circula por todos lados con tanto éxito. Pues bien, la Real Academia ha decidido que la palabra mileurista entre en el diccionario y es bien fácil saber quién la inventó. Fue Carolina Alguacil, en agosto del 2005, cuando tenía 27 años y las expectativas frustradas por cobrar apenas 1.000 euros después de haber amasado una esmerada formación académica. Escribió una carta al director de este periódico que se titulaba así: Soy mileurista. El término no ha dejado de usarse desde entonces. No hay español que no lo conozca. Ha cumplido todos los requisitos que exige la RAE para abrirle las puertas del diccionario: un uso generalizado y sostenido en el tiempo.

 

Se espera un mínimo de cinco años para ver si el uso se consolida. No incluyeron pagafantas porque su fama se desvaneció pronto, explica el secretario de la RAE, Darío Villanueva. Tampoco tuvieron suerte las mentes pensantes del franquismo queriendo imponer balompié en lugar de fútbol; ni el muchacho que llamó desde California molesto porque escuchaba demasiado brunch: él propuso desmuerzo, combinando desayuno y almuerzo, pero la Academia le contestó que ellos no promocionan, solo recogen aquello que se consolida en la calle, como mileurista. Carolina Alguacil está contenta por entrar en el santo volumen del español. Comparte experiencia con Ortega y Gasset, autor de vivencia, una palabra que todos manejan pero que fue un invento del filósofo ante la ausencia de una traducción eficaz para un término alemán. O con Francisco Umbral, al que la Academia le reconoce la paternidad de tardofranquismo.

 

 Alguacil, de 34 años, aventura una definición para su palabra: 'Persona que gana alrededor de mil euros de retribución laboral mensual y que [por el contexto económico o dinámica en el mercado laboral] no logra superarla a pesar de sus capacidades, experiencia y preparación'

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: