Noticias del español

|

| Magí Camps
La Vanguardia, Cataluña (España)
Lunes, 16 de junio del 2008

MIEMBRAS

El sustantivo epiceno sirve para ambos sexos; la jirafa es de género femenino sea macho o hembra.


Menudo revuelo ha levantado la ministra de Igualdad al emplear la palabra miembra. Algunas voces la han acusado de «cargarse la lengua castellana» —Javier Arenas dixit— o directamente de ser una estúpida, ya que, aplicando la lógica de Forrest Gump, estúpido es el que dice estupideces, y el académico Gregorio Salvador señaló: «Si no es un error, es una estupidez».

Veamos la historia de esta palabra. El vocablo miembro designa una parte del cuerpo. Así lo constata la RAE desde 1734. Por extensión, también significa una parte de un todo. Si lo ilustramos con un ejemplo de Alberto Gómez Font, coordinador general de la Fundéu, la pierna es un elemento, un miembro del cuerpo humano. A pesar de que la pierna sea de género femenino, no hablamos de una elementa ni de una miembra, del mismo modo que no masculinizamos parte cuando nos referimos al brazo: una parte del cuerpo humano.

Sin embargo, miembro da un paso más y, aplicado a personas, adquiere el matiz de participante, socio: «Individuo que forma parte de una comunidad o cuerpo moral» (DRAE, 1899). Y como sustantivo epiceno, servía para ambos sexos, igual que la jirafa macho o hembra siempre es de género femenino; no existe el jirafa, ni aún menos el jirafo.

Sin embargo, con esa nueva acepción surge la necesidad de diferenciar a hombres y mujeres, por Joque el Diccionario panhispánico de dudas (2005) señala: «Pero hoy se está extendiendo su empleo como sustantivo común en cuanto al género (el/la miembro); uso que se admite como válido cuando se desee hacer explícito el sexo del referente».

Una vez admitido la miembro, el siguiente paso es inevitable: la miembra. En el 2005, cuando el sustantivo deja de ser normativamente epiceno y pasa a ser común en cuanto al género, se abre la puerta a las futuras miembras. Tiempo al tiempo.

Esta es la historia. Ahora que cada cual saque sus conclusiones.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: