Noticias del español

|

| Inés Izquierdo
laprensa.com.ni, Nicaragua
Martes, 20 de marzo del 2007

MÁS ERRORES

Los errores idiomáticos de los adolescentes incluyen todas las ramas del lenguaje


Como ya les conté un alumno del Instituto Loyola, llamado Luis Manuel Solís, hizo un glosario donde recogió los errores idiomáticos que escuchaba a su alrededor. Esto ha generado una preocupación en el resto de sus compañeros por hablar y escribir bien, para así no aparecer en esa lista. Sin querer Luis Manuel se ha convertido en un defensor del idioma español.

Aquí traigo algunos de los gazapos capturados por este joven, y les adjunto la explicación necesaria.

Los errores que más me han llamado la atención son de redundancia, repeticiones que afean lo dicho, como estos ejemplos: «El Chongo con una altura de 1,105 metros de altura», «Dos átomos diferentes con distintos átomos» o «El Momotombo boscoso con una base boscosa» o esta joya literaria «Inspiración mística inspirada en los franceses»

En los casos anteriores vemos repetidas las palabras altura, boscoso, átomo e inspiración, como es evidente son innecesarias y se pueden quitar o cambiar por un sinónimo.

Otros errores son el resultado de utilizar un término inapropiado, como este caso: «Déjame ver la música», en todo caso sería «Déjame escuchar la música». Los disparates a veces son conceptuales como éste: «Mayor desastre volcánico en el continente nicaragüense». Quien dijo esto no aprendió nada de Geografía.

Las conjugaciones de los verbos irregulares traen problemas, porque una alumna dice «yo cabo» y otra afirma «tú quepes».

La lista es grande y el espacio poco, pero quiero terminar con estos disparates sacados del cuaderno de Luis Manuel: «Una figura de forma roja», en vez de decir color rojo. Y en la colita van éstas: ponió, haiga, cheledad y sitentiza.

Sin embargo, dicen que José Carlos Arévalo hizo otra lista y nuestro cazador fue cazado. Ironías de la vida.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: