Noticias del español

| | | |

| Diana Marcela Mantilla Espinosa
www.elregionalpiura.com.pe, Perú
Miércoles, 12 de agosto del 2009

LOS VOCABLOS REGIONALES DEL ESPAÑOL Y EL ESPANGLISH

El idioma constituye la expresión mas fiel de cada pueblo. Hablar una misma lengua no quiere decir que los países que la comparten utilicen idénticas palabras o estas tengan el mismo significado.


«Es una ilusión la de que a cada palabra le corresponde un significado y sólo uno; la gran mayoría de ellas tiene una pluralidad. […] El hecho de que estamos usando una misma palabra no garantiza que nos estamos refiriendo a la misma cosa»1

En el caso del español que es uno de los idiomas mas hablados en el mundo, es fácil hallar un sin número de significados para una misma palabra, configurándose de este modo cierto grado de complejidad para los interesados en aprenderlo al existir una proliferación de sinónimos.

Al leer los diversos periódicos podemos observar un vocabulario muy enriquecedor y sobretodo distinto. Así la República o el Comercio de Perú, el Clarín de Argentina, el País de España, el Nuevo Diario o la Prensa de Nicaragua y la Hora de Ecuador pueden desarrollar las noticias en un lenguaje en el que se emplea una terminología que varía considerablemente.

Así mismo, escritores como Mario Vargas Llosa y Cesar Vallejo del Perú, Gabriel García Márquez y Álvaro Mutis de Colombia, Octavio Paz y Carlos Fuentes de México, Calderón de la Barca y Lope de Vega de España, Miguel Ángel Asturias de Guatemala o Gabriela Mistral de Chile nos han deleitado con sus maravillosos escritos utilizando cada uno un glosario, frases y sobretodo un lenguaje que les confiere un estilo propio que a la vez nos transporta a las tierras de donde son oriundos y no obstante de que han empleado palabras que jamás habíamos oído, nos sentimos obligados con el mayor de los gustos a poner a volar nuestra imaginación en cuanto al relato y el posible significado de las frases utilizadas por estos magníficos escritores.

Es curioso que siendo latinoamericanos o españoles, en ocasiones no comprendemos las expresiones utilizadas por lo que recurrimos a adivinar su significado, algunas veces acertando y otras obteniendo un resultado totalmente desatinando o contrario.

Por ejemplo, mientras que los peruanos dicen que se van a encontrar con unos patas para ir a jamear o combear en un barrio pituco, un venezolano diría que se va a ver con unos panas para ir a comer en un área sifrina.

Los peruanos y españoles se van de juerga, los mexicanos de reventón y los venezolanos de rumba y así terminan los primeros guasca o hasta las patas, los segundos y los demás pedos, por lo que tendrán al otro día su respectiva resaca, cruda y ratón.

Un peruano diría que Juan es un trome, chancón y florero con el jefe y un venezolano que es un pentium, empollón y un jalamecate con su superior.

Y si en el restaurante el peruano se encuentra con una mujer hermosa diría que es un churro o un cuerazo y un colombiano que es una hembra o un mujerón.

Los peruanos afirman que alguien es chévere, paja o bacán, los venezolanos que es arrecho, los españoles que es majo y los mexicanos que es buena onda.

Un peruano diría que la noche anterior entró a casa un choro o ratero que se tiró un par de aretes y en cambio un puertorriqueño se expresaría de la siguiente manera: Anoche entró a casa un pillo y se robó unas pantallas.

Una peruana le diría a su amiga Argentina que a su chibolo le encanta la piscina y esta le respondería que su nene o pibe también se divierte en la pileta para lo cual agregaría una mexicana que su chamaco es feliz en la alberca.

Lo cierto es que conversar con personas de diferentes países es una experiencia maravillosa por el intercambio de palabras y frases de lo cual se derivan sentimientos de asombro, risa o desacuerdo al descubrirse que los términos que hemos empleado durante años tienen otro significado o son desconocidos por los demás a pesar de que nosotros los hemos venido empleando desde pequeños.

Pero este no es el único aspecto curioso con relación al tema. Existe cada vez un mayor aumento y posicionamiento de los extranjerismos (especialmente anglicismos), los cuales están creando una especie de atentado contra nuestro idioma al permitirse cada vez mas su inclusión en el vocabulario de los hispanohablantes.

Los anglicismos se han venido reforzando por los adolescentes, ingenieros, científicos y economistas debido a la influencia de los medios de comunicación, el lenguaje técnico de las ciencias e ingenierías y por los grandes aportes que los países de habla inglesa han otorgado a la investigación y al desarrollo de nuevas tecnologías.

En ese orden de ideas, hoy se comen huevos con bacon en lugar de panceta o tocineta y se toma coffee mas que café. Se acude a los bares preferiblemente cuando hay happy hour, se piden canciones al disc jockey, se usan shorts, bikinis y blue jeans, se trabaja en marketing, como baby sitter o manager, se hace un test y en lugar de un descanso se toma un break, se escucha música en el walkman y a los pacientes enfermos del corazón se les pone un bypass. También se aplica un spray en lugar de un aerosol y cuando un libro tiene éxito es un best-seller.

Estos son apenas algunos ejemplos que demuestran el posicionamiento y difusión del espanglish. Es una pena que nuestras palabras estén siendo reemplazadas de una forma tan abrupta, existiendo un vocabulario tan rico y variado como el que gozamos.

Bibliografía:

1Carrió, Genaro. Notas sobre derecho y lenguaje.

Defensa apasionada del idioma español. Alex Grijelmo, editorial Taurus, 1998.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: