Noticias del español

| | | | |

| Fundéu BBVA

Los publicistas se comprometen a fomentar el buen uso del español

Los responsables de la industria publicitaria española se han comprometido a fomentar en el ejercicio de su actividad el buen uso del idioma español, en un manifiesto promovido por la Fundación del Español Urgente, Fundéu BBVA.

 

Esta entidad, promovida por la Agencia Efe y el BBVA, trabaja con el asesoramiento de la Real Academia Española en la defensa del buen uso del español en los medios de comunicación.

Más que errores lingüísticos, «la publicidad abusa de la incorporación de extranjerismos innecesarios», en opinión de Víctor García de la Concha, director de la Real Academia Española y presidente de Fundéu BBVA, quien defendió durante la presentación del manifiesto la necesidad de anunciar calidad en un español de calidad.

De la Concha reconoció que hay algunos extranjerismos necesarios porque no tienen un equivalente en español, por lo que «si se utiliza ese extranjerismo hay que marcarlo con un signo que indique que no pertenece a la lengua española, que se está haciendo uso de un término prestado por otra lengua».

El de los extranjerismos «es quizá uno de los vicios, entre comillas, más llamativos de la publicidad española. No hay anuncio que no incorpore términos extranjeros». Para llamar la atención se busca «esa desviación, ese lugar especial un poco marginal».

En definitiva se están utilizando los mismos elementos que la lengua literaria, según García de la Concha, quien matizó que una cosa es la desviación, que es la misma que busca el lenguaje literario, «y otra cosa es ya desviarse de tal modo que se incurre en la incorrección».

Aunque hablar es libre, es la libertad por excelencia, «se está perdiendo de vista la responsabilidad que todos tenemos en lo que es un patrimonio común. El español es un patrimonio formidable que se ha ido creando siglo a siglo por los hispanohablantes, por los escritores. Todos tenemos una responsabilidad en el mantenimiento y el enriquecimiento de ese patrimonio. Esa es la norma superior a la que hay que atender».

El director de la Real Academia comparó a los publicistas con los pregoneros al manejar los recursos de la retórica, entre ellos, el de la desviación del lenguaje ordinario. Y es ahí donde se encuentra el peligro, «en ceder a la tentación fácil de desviarse de la norma de corrección, con construcciones incorrectas, con ortografías heterodoxas, con expresiones banales».

El manifiesto ha sido firmado por un total de veintisiete instituciones, entre ellas la Academia de Publicidad, asociaciones de anunciantes, empresas publicitarias, agencias de publicidad, de medios, productoras de cine publicitario, directivos de comunicación y otras asociaciones relacionadas con la industria publicitaria en diferentes ciudades y comunidades autónomas.

El presidente de la Federación Nacional de Empresas de Publicidad, Ángel del Pino, dio lectura al documento en el que las empresas e instituciones del sector manifiestan su apuesta decidida por el buen uso de la lengua.

Por ello, dentro de la libertad de expresión y del respecto a la creatividad de los agentes involucrados en el proceso de elaboración de los anuncios y campañas publicitarias, «se pretende poner de manifiesto la importancia y relevancia de tales mensajes y su repercusión en la sociedad».

Dada la significación del español en el mundo y su reconocimiento como valor económico «se quiere destacar la necesidad de que su correcta utilización sea un referente para la comunidad hispanohablante» y se requiere un apoyo incondicional a nuestra lengua frente a la influencia de lenguas foráneas.

El empleo de extranjerismos innecesarios y de malas traducciones de giros y vocablos extranjeros «empobrece y desluce el mensaje publicitario, por lo que se recomienda la utilización de locuciones y términos españoles».

La defensa del buen uso del español por parte de los publicistas supondrá una mejora de su imagen en los mercados «y un argumento novedoso para distinguirse, competir y lograr la complicidad de los consumidores».

Para lograr estos fines, la Fundación del Español Urgente se ofrece a prestar la ayuda lingüística necesaria y a colaborar en el desarrollo de libros de estilo.

José Ignacio Goirigolzarri, consejero delegado del BBVA, destacó la importancia del español tanto desde el punto de vista cultural como económico, al aportar el 15 % del PIB y afirmó que es una buena noticia que las empresas del sector publicitario, que el año pasado facturó en España cerca de 15.000 millones de euros, se comprometan a defender el uso correcto del español

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: