Noticias del español

| Beatriz Pascual Macías (EFEUSA)

Los hispanos tienen más fluidez en inglés y hablan menos español en casa

Los hispanos que viven en Estados Unidos tienen cada vez más fluidez en inglés y hablan menos español en casa, según un sondeo del centro de estudios Pew publicado hoy en Washington.


A medida que aumenta el dominio del inglés entre los hispanos, ya un 68 % lo maneja con soltura, disminuye el porcentaje de latinos que elige el español para sus conversaciones en el hogar, de acuerdo con Pew.

Se trata de una tendencia demostrada a lo largo de 13 años, en los que el número de hispanos que habla inglés de manera fluida ha pasado del 59 % en el año 2000 al 68 % en 2013, mientras que la proporción de latinos que utiliza el español para las conversaciones familiares ha pasado del 78 % en el 2000 al 73 % en 2013.

En total, 33,2 millones de hispanos hablan inglés con soltura, 12,5 millones se defienden en este idioma y 3,2 millones reconoce que no puede manejarse en esta lengua, según el estudio del centro Pew, destinado a retratar las tendencias lingüísticas de la población hispana del país con datos que se remontan a 1980.

A pesar del descenso porcentual del uso del español en casa, la cifra total de hispanos que hablan esta lengua (38,5 millones) ha aumentado en los últimos años debido, sobre todo, al mayor número de nacimientos de hispanos y no tanto a la llegada de inmigrantes de Latinoamericana, que ha descendido en los últimos años.

Por ello, el uso del español ha estado marcado en los últimos años por el nacimiento de nuevos ciudadanos estadounidenses de origen hispano, que en 2013 superaron casi dos a uno (35 millones frente a 19 millones) al número de latinos nacidos en el extranjero.

El aumento de nacimientos de hispanos en Estados Unidos es uno de los factores clave para explicar el crecimiento del uso del inglés, según remarcan los investigadores.

En este punto, la encuesta muestra que el 89 % de los latinos nacidos en el país norteamericano hablaban inglés con soltura en 2013 porque, bien crecieron en ambientes donde solo se hablaba inglés (en un 40 % de los casos), bien desarrollaron sus relaciones familiares tanto en inglés como en otra lengua, algo que experimentó el 49 %.

El perfecto uso del inglés entre los nacidos en Estados Unidos ha crecido en las últimas décadas, un progreso que se desarrolla más lentamente en el caso de los hispanos que nacieron en Latinoamérica, según el estudio.

Así, aunque el uso del inglés ha crecido entre la población latina, el número de nacidos en el extranjero que decía hablar «muy bien» la lengua de Shakespeare fue en 2013 del 34 %, lo que supone un cambio muy ligero desde 1980, cuando el 31 % se sentía cómodo en inglés.

Según el estudio, además del lugar de nacimiento, otros factores como la edad, el género o el nivel de estudios influyen a la hora de elegir la lengua en la que se entablan la mayoría de las conversaciones.

En este sentido, los investigadores destacan que el 21 % de los hispanos que no habla inglés tienen 65 años o más y, por géneros, el 57 % son mujeres.

El estudio muestra también que el 75 % de los hispanos que no habla inglés tampoco pudo graduarse en la escuela secundaria, mientras que aquellos latinos que accedieron a estudios superiores en la universidad hablan inglés perfectamente en seis de cada diez casos (61 %).

En términos de edad, el centro Pew muestra que el aprendizaje del inglés de los nacidos en el extranjero se produce más rápido entre los niños, que entre los adultos.

De esta forma, el 46 % de los niños de entre 5 y 17 años que han vivido en EEUU durante más de cinco años hablan inglés con soltura, una cifra que alcanza el 84 % cuando los pequeños pasan entre 11 y 15 años en el país; y sube un punto porcentual cuando el periodo de estancia se prolonga entre 16 y 17 años.

El centro concluye que, cuanto más tiempo han pasado los inmigrantes en Estados Unidos, mejor manejan el inglés, una lengua predominante en el país, pero que no es el idioma oficial a nivel federal.

A pesar de esta circunstancia, algunos estados como Illinois o Tennessee cuentan con leyes que convierten al inglés en el idioma oficial y varias voces en el Congreso, como la del legislador republicano Steve King, han intentado sin éxito convertir este idioma en oficial mediante iniciativas legales.

Para pintar esta imagen de las tendencias lingüísticas de la población hispana entre 1980 y 2013, los investigadores del centro Pew utilizaron dos encuestas de la Oficina del Censo (una de 2013 y otra de 2010), así como los censos elaborados cada diez años por la esta institución y que se publicaron en 1980, 1990 y 2000.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: