Noticias del español

| | | |

| Lucila Castro
La Nación, Argentina
Lunes, 26 de enero del 2009

LOS DIARIOS NO SE ESCRIBEN PARA LA FAMILIA

Es agradable que el diario esté escrito en un lenguaje sencillo, sin rebuscamientos. Pero esto no significa que se pueda escribir como se habla. Expresiones que son aceptables y hasta deseables en el uso coloquial, que no son en sí malsonantes ni groseras, quedan fuera de lugar en un medio escrito. Sin embargo, observamos que se introducen a menudo y dan prueba de que el que escribe no percibe esas diferencias.


El ingeniero Francisco Justo Sierra señala un ejemplo de esta mala costumbre, que lamentablemente se repite con frecuencia. Escribe: «El día 17, se tituló así una información: "Investigan si corrían una picada tres chicos muertos en Corrientes". Pero en el texto se lee: «Las víctimas fatales fueron identificadas por la policía como Alejandro Mauricio Cavalieri Casuzo (21 años), Gonzalo Scotto (21) y la hermana de este, Zaira Scotto (18); los tres iban en un BMW que se partió al medio al chocar contra un poste de luz"».

Y pregunta: «¿Hasta qué edad La Nacion considera que son "chicos"? ¿Ser considerado "chico" tiene alguna implicación (atenuante) legal respecto de responsabilidades?».

«Siempre me referí a mis dos hermanas como "las chicas", aunque ya pasaron los 70. Pero el cariñoso lenguaje familiar no es aplicable a la noticia periodística de un accidente con tres muertos y varios heridos, y cuyas causas está averiguando la Justicia. Para mi gusto, no es serio: es como si se tendiera un público manto de indulgencia piadosa, fuera de lugar. A esa edad, 21 y 18, mis abuelos maternos ya tenían dos años de casados y dos hijos», finaliza.

Como ya hemos dicho alguna vez, los periodistas son profesionales del lenguaje y como tales deben distinguir niveles de lengua. Ese conocimiento puede dárselo solo la experiencia. Pero si la adquisición del lenguaje se hace casi exclusivamente por la vía oral, se comprende que cuando tengan que expresarse lo hagan en un solo registro.

En evidencia

Escribe Jorge Blostein:

«Parece que el tema de los acentos ya lo tocaron. Insisto, entonces… No puedo creer que el logo del diario no tenga el acento que corresponde. Y no es un problema de diseño. Yo soy diseñador gráfico y pongo (no me imagino por qué no) los acentos en las mayúsculas en títulos de avisos, tapas de libros, etiquetas y demás. Ya quedaron muy atrás las cajas de los linotipistas sin mayúsculas acentuadas. Me imagino que la razón para que no lo pongan en ninguna palabra escrita con mayúsculas es que quedaría en evidencia el error del logo. ¿Cuál otra, si no?»

¿Adverbio o adjetivo?

«Me llamó la atención el texto de uno de los cuadros de la tira "Gaturro". Allí, Ágatha, uno de los personajes, dice: "La diferencia es que este se desarma increíblemente fácil". Hay algo que a mis oídos les suena mal. ¿No corresponde escribir: "La diferencia es que este se desarma con increíble facilidad"?», escribe el profesor Carlos Gerez.

Muchos adjetivos pueden usarse como adverbios. Decimos correr rápido, pisar fuerte, pegar duro, hablar bajo, costar caro, etcétera. Fácil puede significar 'fácilmente'. Por supuesto, hubiera podido decirse, como propone el lector, «con increíble facilidad». Pero si se quería usar un adverbio, hubiera sonado muy mal «increíblemente fácilmente».

Otro auto que choca

Desde Eldorado, Misiones, escribe Damián Lorán:

«Me dirijo a usted para aclarar una duda mía y de varios colegas y amigos. La duda surge con la palabra autoconsumo, muy utilizada, y prácticamente diría acuñada, por el extensionismo rural realizado en la zona por instituciones nacionales y provinciales, e incorporada en las escuelas de enseñanza agrícola. Esta palabra comenzó a "popularizarse" a mediados de los noventa como sinónimo de autoabastecimiento, de producir alimentos para ser consumidos por el propio productor y su familia. En una oportunidad, la he visto escrita dos veces en un artículo de La Nación. A mi entender, auto- denota 'a sí mismo' o 'por sus propios medios', con lo que autoconsumo sería 'consumirse a sí mismo' o, en el mejor de los casos, 'consumir por sus propios medios'. Espero me aclare la cuestión».

En los últimos tiempos, se abusa del elemento compositivo auto- y se inventan palabras en que este prefijo es innecesario (verbos reflexivos) o impropio, como en el caso mencionado por el lector. Pero si autoconsumo ya se emplea en el lenguaje oficial y en las escuelas, no sería de extrañar que el uso la impusiera y los agricultores, en lugar de consumir los productos de sus campos, empezaran a consumirse a sí mismos.

Vuelven los femeninos

«¿La palabra intendente admite masculino y femenino? Lo pregunto porque un periodista dijo "intendenta", y para mí no va. Si admite femenino, entonces tendría que admitir masculino, o sea, *intendento. Si termina en e, no admite cambio de género: es el intendente y la intendente. Lo mismo pasa con presidente, gerente, asistente, etcétera», escribe María Rosa Villacé.

Como ya explicamos repetidamente en el caso de presidente y presidenta, esta palabra no «admite femenino» porque otras del mismo tipo lo «admitan» ni deja de «admitirlo» porque otras no lo «admitan». Estos femeninos son analógicos y se han formado para algunas palabras sí y para otras no. Como presidente, el sustantivo intendente puede ser de una sola terminación para los dos géneros, el intendente y la intendente, y también ha desarrollado una forma femenina en -a: la intendenta. La diferencia es que intendenta no es tan frecuente como presidenta. Las otras palabras que menciona la lectora también tienen femeninos en -a, pero esto no significa que todas las palabras del mismo tipo los tengan.

Especulaciones

«Me llama la atención que tanto la prensa oral como la escrita empleen el verbo especular con tanta asiduidad cuando lo correcto sería estimar, suponer. Según la Real Academia Española, especular es 'sacar ventaja de algo'. Ejemplo: "Se especula que la Presidenta se reintegrará a sus tareas el miércoles venidero". ¿No sería más correcto decir que "se supone"?», escribe Renato Modai.

Especular es ¿sacar ventaja?, pero también es 'meditar, reflexionar'. Ejemplos como el que cita el lector podrían considerarse exageraciones, pero no son incorrectos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: