Noticias del español

| | | |

| Lionel Bajaña
impre.com, EE. UU.
Miércoles, 17 de noviembre del 2010

LOS CAMBIOS Y LAS NUEVAS PALABRAS EN EL DICCIONARIO

Cada cierto tiempo las academias de las lenguas introducen y acogen nuevas palabras que han sido acuñadas por el uso continuo de las mismas, por el pueblo.


Algunas son extraidas de otros idiomas, otras son simplemente creadas y popularizadas. Sin embargo, algo que raramente se ve es la introducción de nuevas letras en el alfabeto de una lengua. El idioma español, por ejemplo y según al castellano.org, ha mantenido constancia en su alfabeto desde aproximadamente el siglo XV.

Hace un tiempo se corrió el rumor que La Real Academia iba a dispensar de las letras ll y ch y aparantemente a finales del mes de noviembre del 2010, ese rumor se convertirá en hecho cuando anucniará que esas dos letras van a dejar de existir como tales y el castellano ahora consitirá de 27 letras. Sin embargo no se ha corrido el rumor que se va a añadir una nueva letra en el alfabeto.

Y no es que no sucede. Los idiomas cambian y se adaptan al uso del pueblo. Por ejemplo la letra w consta en el diccionarios del alfabeto castellano desde 1869 a pesar de que su uso es generalmente para palabras que provienen de otros idiomas; whisky, wagon, etc. La w a su vez remplazó a la uu en el idioma inglés en el siglo catorce.

Ahora, tómese en consideración la letra ñ en los Estados Unidos. Ese sonido nasal que produce esta consonante existe, fonéticamente, en el inglés norteamericano. Algunos taquígrafos profesionales que escriben en esas máquinas que se ven en los tribunales y que escriben en taquigrafía fonética crean el sonido de la ñ combinando las consonantes n con la y (nya=ña; nye=ñe; nyo=ño, etc.) Esto se hace en el caso de escribir apellidos o nombres propios. Apesar que el sonido existe entre los anglo parlantes el símbolo ortográfico que lo representa, osea la ñ, no es parte del alfabeto inglés norteamericano.

La ñ fonética norteamericana es evidente, por ejemplo, cuando escuchamos a californianos mencionar el nombre de su estado. La representante demócrata Nancy Pelosi, casi infaliblemente, y como el resto de sus coterráneos, pronuncia California como Califorña.

La presencia del idioma español en los EE. UU. data desde antes que se establezca el inglés como idioma oficial de la Unión y a pesar de que el inglés estadounidense está repleto de palabras prestadas del español, la ñ todavía no ha sido incluida en el alfabeto. Quizás generaciones futuras consideren la inclusión de esta letra tan esencial del idioma español, de esa manera el primera base de los Tampa Bay Rays Carlos Peña no sea identificado como Carlos Pena, Montaña sería el nuevo nombre del estado de Montana y Peña Blanca, New Mexico dejaría atrás su acutal nombre de Pena Blanca, y por fin veremos tarjetas que lean Feliz Año en vez de … bueno ya sabemos. Nomás nos toca esperar que en un manana, se cumpla este sueno de los que adoramos el espanol.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: