Noticias del español

| | | | | |

| Agencia EFE

Los académicos auguran que el Panhispánico será un instrumento revolucionario

El Diccionario panhispánico de dudas, que será editado por las Academias de la Lengua Española en noviembre, constituirá «un instrumento revolucionario para la comunicación en todos sus niveles y para que los medios de comunicación sean vías de enriquecimiento de los espectadores».

Así lo aseguró el presidente de la Academia Argentina de Letras, Pedro Luis Barcia, quien sostuvo que los medios están llamados, con una conciencia social, a contribuir a una mejora del idioma y no al empobrecimiento que en algunos casos se da.

Barcia explicó en una rueda de prensa, con motivo de la Reunión Plenaria de Directores de Academias de la Lengua que se celebra en Salamanca, que el Panhispánico de dudas ha sido elaborado entre todas las academias y su contenido es propio de todas las regiones lingüísticas de América y España.

Sus objetivos son «orientar a los usuarios, ayudar a robustecer la lengua general estándar, identificar las formas vulgares o incorrectas de la lengua, prestar atención a neologismos con especial dedicación a los extranjerismos y anglicismos y normalizar los aspectos gráficos de la lengua en los que hemos hecho modificaciones», explicó.

Se trata de una obra «para el enriquecimiento de la lengua» y, aunque está dirigida al público en general, el académico argentino opinó que para los medios de comunicación va a cumplir una función fundamental y va a beneficiar mucho a los libros de estilo.

La obra está constituida por artículos, «algunos muy extensos», sobre cuestiones como el leísmo, la acentuación, el uso de puntuación, las mayúsculas y las concordancias, así como palabras y expresiones concretas, ortografía, acepciones y neologismos, y un conjunto de apéndices con modelos de conjugación verbal, topónimos y abreviaturas.

También avanza el Diccionario panhispánico de dudas en algunos temas en los que «todavía no hay definición ni acuerdos absolutos, de modo que experimentalmente se proponen algunas salidas, y la prueba de la realidad demostrará si son acertadas o no», añadió.

Subrayó Barcia que será una obra en constante revisión y crecimiento, con 1.500 páginas en esta primera edición y un sistema «muy afinado» de referencia interna.

Además, trata de arrojar luz sobre el empleo de neologismos y los clasifica en necesarios o superfluos, toda vez que sobre este asunto ha habido bastante incertidumbre durante mucho tiempo.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: