Noticias del español

| | | | |

| Ellena Álvarez (Molino de Ideas.com 23 de agosto del 2012)

Leche, cacao, avellanas y lexemas o ¿Son incorrectas las palabras que no están en el diccionario?

Si alguien va por el campo, ve una hierba, consulta un libro de botánica y no viene, no se le ocurre decir que esa hierba no existe, sino que esa hierba no está en su libro de botánica. Nadie puede decir a un hispanoparlante «esta palabra no existe».

Se puede decir que no está en el diccionario… pero la culpa no la tengo yo por usar la palabra sino el diccionario por no reflejar bien el léxico. Mucha gente cree que el diccionario de la RAE es como los mandamientos de la ley mosaica y que si los incumples vas al infierno.  

Si alguien va por el campo, ve una hierba, consulta un libro de botánica y no viene, no se le ocurre decir que esa hierba no existe, sino que esa hierba no está en su libro de botánica. Nadie puede decir a un hispanoparlante «esta palabra no existe». Se puede decir que no está en el diccionario… pero la culpa no la tengo yo por usar la palabra sino el diccionario por no reflejar bien el léxico. Mucha gente cree que el diccionario de la RAE es como los mandamientos de la ley mosaica y que si los incumples vas al infierno.

Esta es la repuesta que dio el investigador López Facal cuando le preguntaron si al usar una palabra no recogida en el DRAE estábamos hablando en castellano incorrecto.  Los hablantes producen, los diccionarios recogen. Y nunca al revés. Son los hablantes quienes crean y utilizan las palabras, y a partir de su uso, la RAE las registra y define. No existe una churrera para generar palabras buenas en posesión de la Academia (aunque la imagen de todos los académicos dándole a la manivela con ahínco y produciendo palabras decorosas como longanizas es impagable).

Se crean palabras nuevas constantemente. Algunas afortunadas prosperan, se extienden como mantequilla sobre la faz de la panhispania y con el tiempo se hacen un hueco en el vocabulario general del español.  Pero la mayoría se quedan en experimentos abortados. El darwinismo léxico es implacable y sólo las verdaderamente adaptadas al medio sobreviven. No obstante, el ritmo de los diccionarios para aceptar palabras es muy inferior a la velocidad del idioma. Las outsiders del diccionario son incontables. Hemos comentado ya que hay ausencias incomprensibles como gominola o rúcula, palabras veteranas que siguen viviendo al margen de la ley diccionaril.

[…]

Leer el artículo completo

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: