Noticias del español

| Fernando Ávila (El Tiempo, Colombia)

Latinismos, nueva norma

Cita: «Carlos Gaviria, in memóriam» (El Espectador), «Grecia vota en referéndum sobre su lugar en Europa» (El Universal), «En el debate realizado a Metrolínea no hubo quórum para que la Gerente del sistema entregara las respuestas» (Vanguardia Liberal).

 Comentario: Está claro que la mayoría de las palabras básicas de nuestro idioma, alumno, quieto, súbdito, amar…, vienen de voces latinas, alumnus, quietus, súbditus, amare... Muchas otras, sin embargo, mantuvieron su forma original y convivieron con las voces españolas, dándole al discurso una contundencia un tanto sofisticada, como cuando se introducen las expresiones ad hoc, motu proprio, sine qua non, en frases como «Pérez es ministro de Hacienda ad hoc», «Tomó motu proprio la osada decisión», «Es condición sine qua non para autorizar el desembolso».

La Academia no les daba a estos latinismos el mismo manejo que a otros extranjerismos, para los que exige el llamado resalte tipográfico, que consiste en escribirlo en cursiva o entre comillas, indicando así que es palabra o locución prestada, como show, leasing, tips, en las frases «montó un show de padre y señor mío», «puede adquirir la vivienda por leasing», «tips para el manejo de pataletas infantiles».

[…]

Leer más en eltiempo.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: