Noticias del español

| | |

|

Marcelo Stiletano 

La Nación.com (Argentina)

Domingo, 21 de octubre del 2012

LAS VOCES DEL DOBLAJE Y EL SUBTITULADO


En la primera escena, del pico de un pájaro salen ladridos. En la segunda, un mono relincha. En la tercera, vemos mugir a un tigre de Bengala. Todas tienen igual duración, incluyen imágenes tomadas de sendos documentales y aparecen acompañadas por la misma leyenda: «Puede parecer gracioso, pero no es lo mismo». La conclusión también es coincidente: «No al doblaje, sí al idioma original». 


Debe haber muy pocos antecedentes en la TV de una campaña de este tipo, dirigida con toda claridad al corazón del mismo medio. Mucho más si tenemos en cuenta que el canal que levanta esa bandera (la señal de cable I.Sat) pertenece a un holding de señales en cuyo interior también se pone en práctica lo que aquellas imágenes objetan. Toda una paradoja que, curiosamente, ilustra mejor que cualquier otro argumento el fondo de la cuestión: estamos en el medio de una larga e irresuelta disyuntiva que coloca frente a frente al doblaje y al subtitulado. Dilema por fortuna ajeno a la beligerancia de otras duras querellas mediáticas de estos días, pero al que le cabe en la actualidad un cuadro de situación equivalente al de la guerra de posiciones si recurrimos al lenguaje estratégico para entenderlo. 

Si llevamos esta fórmula al extremo, hasta podríamos ver en el mapa a buena parte del planeta dividida por colores según las preferencias por uno o por otro sistema, lo que nos lleva a los orígenes de la historia. Todo empezó allá lejos con el surgimiento del cine sonoro, que dejó de lado esa uniformidad previa que emanaba del lenguaje mudo y de los intertítulos a modo de separadores. Desde entonces, países como España, Italia y Alemania mantienen su preferencia por el doblaje, originado en el período de entreguerras del siglo XX ante la necesidad de ampliar la difusión del cine en una población que estaba por entonces (sobre todo en la península ibérica) apenas iniciando el tránsito hacia una alfabetización masiva. Hoy, con una realidad completamente opuesta, la práctica sigue tan arraigada que en Italia, por ejemplo, hay actores famosos que también llegan a destacarse por ser la voz en ese idioma de alguna figura (Woody Allen, por ejemplo) a lo largo de varias décadas.

[…]

Leer el artículo completo

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: