Noticias del español

| | | | |

| Redacción
losandes.com.ar, Argentina
Jueves, 8 de julio del 2010

LAS REDES SOCIALES TAMBIÉN MODIFICAN EL LENGUAJE

Estos medios informales permiten ciertas libertades con las reglas ortográficas. Sin embargo, muchas veces los jóvenes terminan extendiendo esa informalidad a los trabajos y pruebas de la escuela. Se empobrecen el lenguaje y la comunicación.


Gabriela es docente de Comunicación Social en una escuela secundaria. Cada vez que encara la difícil tarea de corregir los exámenes y parciales de los chicos se encarga de subrayar con rojo y corregir palabras tan básicas como qué, cómo y dónde, que no están escritas de la forma correcta, aunque estas correcciones no estén directamente vinculadas con el tema central de la evaluación.

Es que, por lo general y con muy contadas excepciones, los chicos prefieren 'abreviarlas' cambiándolas por k, cm y dnd.

Lo que le sucede a esta docente no es un caso aislado, es una constante. El lenguaje de los mensajitos de texto de celular —SMS—, Twitter y Facebook, tan anárquico como permisivo, está tan instalado en los adolescentes que no logran separarlo y diferenciarlo de la forma correcta y termina por infiltrarse e instalarse también en los ámbitos formales.

«En las carpetas de la escuela tengo todos mis apuntes escritos con esas abreviaturas. Me acostumbré y a veces en los exámenes no me doy cuenta y lo escribo de esa forma», destacó entre risas Jimena (16), una de las adolescentes consultadas por Los Andes.

Dos especialistas en el vocabulario y las letras dieron sus puntos de vista que, si bien tienen algunos puntos en común, bien podrían ubicarse en dos posturas distintas.

Nuevo vocabulario

Ola amiga. TKM, cdo nos vms a juntar? Te tranio!. Tranquilo, no es otro idioma ni tampoco es el resultado de cerrar los ojos y pulsar desesperadamente una tecla detrás de otra. En el lenguaje de Facebook de dos chicas de 15 años que se comunican entre sí, y traducido al español, significa: Hola amiga, te quiero mucho, ¿cuándo nos vamos a juntar? ¡Te extraño!.

El mismo lenguaje que surgió hace ya tiempo para comunicarse por mensaje de texto, las mismas abreviaturas y, a su vez, abreviaturas de abreviaturas que se masificaron por ese soporte, hoy encuentran su correlato en las redes sociales, especialmente en las de adolescentes. En el caso de Twitter, donde el límite de caracteres es de 140 por cada twit —publicación—, es más común encontrar estos neologismos, sobre todo en el de los adolescentes.

«Es inconsciente. Por ejemplo, cuando la profe está hablando en clase y tomando notas, sin darme cuenta yo cambio todos los que por k y los porque los anoto pq. Pero creo que no debería ser tan importante, son mis apuntes y lo importante es que me entienda yo», reflexionó por su parte Ezequiel (14).

El tema es cuando ese lenguaje informal se traslada inconscientemente al ámbito formal, por ejemplo, una evaluación escrita. «Se me hace redifícil escribir bien. La profe nos ha dicho mil veces que tratemos de dejar ese vocabulario cuando entregamos trabajos o rendimos, pero es muy complicado.

A mí, por ejemplo, se me confunde haber con a ver y ahí con ay y con hay. ¡Es un lío!», agregó por su parte Federico (16).

Apartado especial merecen los emoticones. En un intento de traducción al español básico, la palabra se refiere a aquellos íconos, dibujos que reflejan —o intentan reflejar— emociones. Para esto se alternan y combinan signos de puntuación, como por ejemplo los dos puntos, las comas, los acentos, los paréntesis y hasta algunas letras que —con un poco de imaginación— pueden parecer desde una boca abierta hasta una lengua afuera.

Si bien uno de los primeros medios en los que proliferaron los emoticones fue en el chat Messenger, hoy también se han apoderado de Facebook y Twitter. «Poner dos puntos y un paréntesis cerrado significa una sonrisa.

Los dos puntos y una P en mayúscula es una carita sacando la lengua. Otro de los más comunes es una L mayúscula entre paréntesis, que equivale a un corazón», explicó Agustín (14). Causalmente, todas estas combinaciones en el MSN se transformaban en un iconito que representaba los mismos objetos explicados por Agustín.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: