Noticias del español

| | | | | | |

| Juan Recaredo
elsiglodedurango.com.mx>, México
Martes, 16 de enero deL 2007

LAS PALABRAS TIENEN LA PALABRA: TOCARLO SÍ, PERO NO CUALQUIERA LO CARGA

Era clásico en los conjuntos musicales encontrar el tololoche, con su sonido grave y retumbante, sólo que ahora ya está en vías de extinción, sustituido por los instrumentos eléctricos que ofrecen muchas y muy diversas opciones.


El tololoche era el contrabajo dizque porque el moverlo se hacía «con trabajo», incluso se decía popularmente que era más fácil tocarlo que cargarlo.

En realidad su nombre no era el con-trabajo sino el contra-bajo que, utilizando un vocablo náhuatl, nosotros llamamos también el tololoche, palabra que en la lengua azteca se supone que surge de tolontik que viene siendo «cosa redonda».

Hay muchas palabras en nuestro vocabulario cotidiano que son de origen náhuatl (o nahoa). Por ejemplo:

Apuscaguado. Te veo medio apuscaguado, le dices a un amigo que trae la cara de aspecto enfermizo. Se supone que este adjetivo viene de pushkahua que en náhuatl es mohoso. Se aplica también a bultos, envoltorios o paquetes mal hechos. O sea que la señora que le dice al esposo que parece chicloso mal envuelto, no anda tan fuera de la olla.

Chaparro. El tipo bajo de estatura que los argentinos llaman petiso, nosotros lo llamamos chaparro e incluso la pareja suele ser «mi chaparrita» como en «Adiós mi chaparrita, no me hagas ningún Pancho… etc.». La palabra chaparro se supone que nace del nahoa tsapetl que quiere decir enano.

Escuincle. Viene del nahoa itscuintli que se refiere a cierto animal parecido al perro que los antiguos aborígenes cebaban para merendárselo. Luego pasó a ser un perro flaco y de mal aspecto. Así se les llama ahora a los niños en algunas regiones del país, aludiendo a su flacura y en un tono algo despectivo.

Huapango. Viene del náhuatl kua pan ko que se refiere a kuahuitl que es madera. El huapango es un baile popular y se llama así porque es una especie de zapateado que se debe bailar sobre un entarimado de madera.

Huasteca. Su raíz nahoa es uashtekatl que es un adjetivo que se aplicaba a una familia étnica que ha habitado, desde tiempos precoloniales gran parte de las comarcas que bordean por ambos lados el Río Pánuco y sus principales afluentes en los estados de Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí e Hidalgo. El nombre se aplica luego a los territorios a la lengua y a la historia de estos grupos.

Huipil. El huipil que en nahoa es huipili era una especie de camisa de muy variados estilos que usaban las indígenas y mestizas en muchas regiones de México… De ahí que se le cante a la llorona «hermoso huipil llevabas, llorona que la virgen te creí…».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: