Noticias del español

| | | | |

| Juan Recaredo
El Siglo Durango, México
Viernes, 5 de octubre del 2007

LAS PALABRAS TIENE LA PALABRA: ¿QUÉ ES UN GOLPE?

¿Qué es un golpe? Pues de acuerdo con el sentido original de la palabra es un choque violento entre dos cuerpos.


Ahora que hay de golpes a golpes. Por ejemplo, cuando nos encontramos con algo de golpe o que nos topamos de golpe y porrazo con un tipo al que le debemos «una lana» y hay qué pagarle, si no queremos que el asunto se agudice y llegue a los golpes, cosa que no debe ser porque juego de manos es de marranos.

Hay también los «golpes» y patadas que se dan por debajo de la mesa cuando hay golpeteo entre los políticos, todo por el sano afán de llevarse un buen hueso a su perrera.

Darse golpes de pecho pues es arrepentirse de los pecados o hacerse el santurrón, aunque a golpe de vista se advierte que es más falso que un billete de cien dólares falso… Está también el golpe que le damos al radio o a la «tele» cuando el aparato ya es viejón y se niega a llenar el ambiente con imágenes o con notas musicales, para alegrarnos el rato.

El cartero se desplaza a golpe de calcetín aunque con el advenimiento del fax y del emilio (también conocido como el e-mail) el servicio de correos ya se encuentra muy golpeado.

¡El golpe avisa…! Advierten los cargadores o mecapaleros por si a algún cristiano se quiere animar a atravesarse en su camino, cuando él va dando pasitos de geisha, cargando un costal de papas que pesa más de 50 kilos… ¡Ahí va el golpe! advierten estos mecapaleros que se llaman así porque para hacer su labor cargadora llevan siempre en la mano su mecapal, nombre náhuatl de un mecatote que en nuestras lenguas aborígenes venía siendo un mecatl palli: Mecate ancho.

El golpe al bolsillo pues ya se está convirtiendo en el recurso favorito de las dependencias oficiales, aunque también hay qué reconocer que tenemos como contraparte el golpe afortunado. ¡Un golpe de suerte lo decide todo! Dice la publicidad de la Lotería Nacional para que se anime usted a comprar de cachito en cachito con la esperanza de «contundir al obeso» o sea de pegarle al gordo, pero al final queda usted más golpeado económicamente, listo para que le den arrastre lento, hacia la asistencia pública que es para lo que destina supuestamente sus ganancias la Lotería Nacional.

Muy diferente es el caso en que se juntan varios maleantes y dicen ¡vamos a dar un golpe!, que es un delito como el que hacían Robert Redford y Paul Newman en la película El Golpe que se hizo famosa principalmente por su musiquita, la cual luego nos endilgaban hasta en algunos teléfonos, cuando lo dejan a uno esperando «un momentito» que se convierte en un momentote porque la señora está ocupada, lo cual quiere decir que la pescó uno como al Tigre de Santa Julia… en ese lugar privado a donde hasta el rey va solo.

Golpe también es el que le da uno al humo del cigarro cuando se lo traga –el humo, no el cigarro- y siente un despiadado golpe en los pulmones, como golpe se le llama también a una especie de mazo que sirve para quebrar piedras, y que se llama así, me imagino, por los golpecitos que da…

Y luego todavía hay quien dice que los peores golpes, nos los da la vida.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: