Noticias del español

|

Álex Grijelmo (El País.com, España)

Las cremas «antiedad» no enjuvenecen

El lenguaje de la publicidad no repara ni en el gasto de palabras ni en su manipulación.


El Diccionario recoge los verbos «envejecer» (hacerse viejo) y «avejentarse» (parecer viejo); y al otro lado de la simetría hallamos «rejuvenecer» (parecer joven)… pero no «enjuvenecer» (hacerse joven).

No todas las posibilidades de la lengua se activan en el lenguaje. Podemos decir «os amamos» y «nos amáis»; pero si mis amigos me aman y yo también me amo, no podré decir «nosotros me amamos» (es decir, «mis amigos y yo me amamos»). Vaya por la cuenta de que tampoco tendré al alcance «nosotros me despreciamos», en caso de que mi autoestima se desplome.

¿Por qué nos suena rara esa posibilidad imposible?

Una razón gramatical consiste (Mauro Cadove, Centro Virtual Cervantes, 13 de enero de 2011) en que se forma una oración reflexiva a partir de un sujeto plural («nosotros») que envía la acción del verbo «amamos» (la refleja, pues cumple el papel de reflexivo) hacia un complemento singular («me») que representa a su vez al sujeto plural «nosotros». Ruido gramatical entonces: un singular que representa un plural.

Y otro motivo, más general, reside en que casi nadie necesita decir esa frase, salvo la egocéntrica Susanita en las tiras de Mafalda (Quino), que así lo pretendía.

También necesitamos decir «dominical» y «sabatino», pero no «viernesino» o «juevesal». Y en el caso de «enjuvenecer» no operan razones morfológicas ni costumbristas, pues esa creación verbal le parecería legítima a cualquier gramático. Así como todos nos hacemos paulatinamente viejos, pues el tiempo camina hacia delante, hasta ahora no se ha inventado la forma de hacerse paulatinamente joven, pues el tiempo no retrocede. Y entonces no creemos necesitar un verbo de imposible aplicación real, aunque esté al alcance de quien escriba literatura futurista y muestre personajes que nacen viejos y mueren jóvenes, pongamos por caso.

[…]

Leer más en elpais.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: