Noticias del español

| | | | |

| Agencia EFE

Las Academias desestiman la propuesta de la «s» para el plural de las siglas

La Comisión interacadémica que prepara el texto de la nueva edición de la Ortografía de la lengua española ha desestimado la propuesta del equipo redactor para que se incluya la «s» minúscula en el plural de las siglas.

Esta propuesta, de la que se informó en una conferencia de prensa en la localidad española de San Millán de la Cogolla, donde se reúne la comisión, fue posteriormente desestimada, según confirmó a Efe el portavoz de Comunicación de la Real Academia Española, Miguel Somovilla.

La Comisión analizó esa propuesta y, finalmente, la rechazó por entender que «no sería coherente lo que dice la gramática en el establecimiento de estos plurales», por lo que se mantiene el criterio de que el plural de las siglas vaya en el artículo: los DVD, las ONG, explicó el portavoz.

Otra propuesta que la Comisión sí incluirá en su dictamen, que presentará al plenario de directores de las 22 Academias de la Lengua el próximo día 29 en México, es que la ch y la ll no se consideren, oficialmente, letras del alfabeto, el cual pasaría de 29 a 27 letras, un cambio que ya se hizo visible en la edición del Diccionario de la Lengua del 2001.

El presidente de la Asociación de Academias de la Lengua Española, Víctor García de la Concha, quien asiste a las reuniones de esta Comisión, explicó a Efe que en la última edición de la Ortografía de la lengua española, de 1999, se explica que ch y ll no tienen la consideración de letras, sino dígrafos, que, en cada uno de los casos, expresan un sonido determinado.

Sin embargo, en atención a la tradición, se planteó que se siguieran considerando en este texto como letras del alfabeto, precisó García de la Concha, quien también es director de la Real Academia Española.

La Comisión, reunida hasta el próximo día 4 en San Millán de la Cogolla, añadió García de la Concha, propondrá al plenario que ch y ll no se consideren letras del alfabeto, con el objetivo de situar, en este aspecto, a la ortografía de la lengua española dentro de las pautas que rigen el alfabeto internacional.

Otra de las propuestas en las que trabaja la Comisión está relacionada con la denominación de la b y v, que en América, ha precisado, se diferencian como b alta o baja o b alta y corta.

«Eso está tan arraigado en el uso —señaló— que no se puede suprimir de un plumazo, pero la Comisión va a proponer la denominación de b y v, en orden a la unidad».

El presidente de la Asociación de Academias de la Lengua precisó que «en sistemas educativos de América, como México o Cuba, ya se incluye la v».

La Comisión también propondrá que la y se pueda denominar ye, con el objetivo de unificar la denominación de esta letra.

García de la Concha recalcó que la propuesta en la que trabaja la comisión debe ser sometida a la aprobación del pleno de directores de las 22 Academias de la Lengua, que se celebrará en Guadalajara (México), donde se prevé aprobar el texto básico de la nueva Ortografía, con la idea de que se pueda publicar a finales del 2010.

El coordinador de los trabajos, Salvador Gutiérrez Ordóñez, informó de que esta nueva obra, que se calcula tenga unas 800 páginas, está dirigida «al gran público» y, por lo tanto, «huye de tecnicismos» porque se quiere que sea de «todos los hispanohablantes».

Gutiérrez Ordóñez calificó de «ambicioso, razonado, amplio, exhaustivo, coherente, simple, moderno y panispánico» este nuevo proyecto, cuya mayor novedad residen en la regulación explícita de muchos problemas que en publicaciones precedentes no eran ni siquiera recogidos.

Este es el caso de la gran parte de los capítulos dedicados a las mayúsculas y minúsculas, a los nombres propios, a las expresiones procedentes de otras lenguas, las expresiones numéricas y la ortotipografía.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: