Noticias del español

| Álvaro Hernández (Hojaderouter)

La tecnología está ocupada por extranjerismos… ¿Toda? ¡No! La irreductible Fundéu resiste al invasor

La tecnología nos ha puesto en la boca un sinfín de palabras de otros idiomas. Por suerte, contamos con la Fundación del Español Urgente, que nos recuerda que todas las cosas pueden ser nombradas también en nuestra propia lengua. Y, si no, ellos buscan la alternativa. Hablamos con Judith González, codirectora del Manual de Estilo de Fundéu, sobre tecnología, extranjerismos y la RAE.

‘Ventana emergente’ mejor que ‘pop-up’.  ‘Etiqueta’ en lugar de ‘hashtag’. ‘Wasapear’ antes que ‘whatsappear’. O incluso ‘boletín electrónico’ comoalternativa de ‘newsletter’. Estas son algunas de las recomendaciones que la Fundación del Español Urgente, más conocida como Fundéu, dirige a todos los hablantes del castellano para que reduzcan el uso de extranjerismos tecnológicos.

El ‘boom’ de la tecnología ha inundado el castellano de términos que poco o nada tienen que ver con la lengua de Cervantes. Nuestro idioma, rico y de léxico variado, ahora se ve aliñado por términos como ‘smartphone’ o ‘tablet’, cuando en realidad hay alternativas en español.

«El préstamo lingüístico y los extranjerismos son algo natural. Ahora cogemos términos del inglés, pero en la época de dominación musulmana lo hacíamos del árabe. El problema es cuando se coge el anglicismo crudo, sin adaptar; cuando se cuela a raudales por cuestiones de marketing», explica a HojaDeRouter.com Judith González, filóloga y codirectora del Manual de Estilo de Fundéu.

LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA Y FUNDÉU

Todo este trabajo realizado por Fundéu debería verse reflejado rápidamente en los diccionarios, para que el esfuerzo llevado a cabo por el equipo de la fundación no caiga en saco roto. Para ello es imprescindible que la Real Academia Española admita el uso de algunas de las alternativas planteadas y que lo haga con la rapidez que no le caracteriza.

Sin embargo, en Fundéu tienen claro cuál es el papel de cada organismo. «Son vasos comunicantes, pero nosotros trabajamos con el hablante: proponemos alternativas muy rápidamente. Si el hablante recoge la alternativa de Fundéu y triunfa en el uso, la Academia acabará por admitirlo, pero eso es el uso el que lo determina», afirma González. También reconoce, eso sí, que a veces «riñen» a los académicos que forman parte del Consejo Asesor de la fundación.

[…]

Leer más en hojaderouter.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: