Noticias del español

| Mariángeles García (Yorokobu, España)

La sobadísima moda del ‘Y es que’ (Un relato ortográfico)

Las modas son peligrosas. Sin embargo, por mucho que queramos ir en contra, al final, caemos. Eso es lo que nos pasa con la expresión «Y es que».  Se trata de una muletilla que, además de cansina, plúmbea, sobadísima y machacona, es inadecuada.

 

Era un tipo normal. Vestía como la gente normal, se peinaba como la gente normal y comía lo que la gente normal. No destacaba por nada y eso, si bien en un principio no le molestaba, cuando conoció a aquella chica en un bar de moda al que le llevaron sus compañeros tras una cena de empresa, empezó a agobiarle. No era para menos. Aquella mujer era el ser más hermoso y elegante que había visto en toda su vida normal. Divertida, atrevida, distinguida y moderna, todo en ella le gustaba hasta perturbarle.

Leer más en yorokobu.es

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: