Noticias del español

| María Rodríguez (Agencia Efe)

La reina elogia al Instituto Cervantes por su labor con las lenguas de España

La reina Letizia ha elogiado hoy al Instituto Cervantes, la institución pública creada en 1991 para la promoción y enseñanza del idioma español y de los cooficiales, por su labor y rol de «casa natural para difundir la cultura y el conocimiento de las diferentes lenguas» de este país.

En la inauguración del encuentro anual de los directores de este organismo, que se celebra en la Ciudad de la Cultura de Galicia, doña Letizia ha celebrado, asimismo, la difusión de la cultura española e hispanoamericana, que «se mire a Iberoamérica», y ha apostado por «iberoamericanizar mucho más» el Instituto Cervantes, cuando está a punto de cumplir 25 años de existencia.

La reina Letizia pronuncia su discurso durante la apertura de la reunión anual de directores del Instituto Cervantes en la ciudad de la Cultura de Galicia en Santiago de Compostela. ©Agencia Efe/Óscar Corral

La reina Letizia pronuncia su discurso durante la apertura de la reunión anual de directores del Instituto Cervantes en la ciudad de la Cultura de Galicia en Santiago de Compostela. ©Agencia Efe/Óscar Corral

Ha reivindicado también «el diálogo de las lenguas ibéricas, tan rico, tan necesario y tan interesante», y ha aplaudido «la fuerza de una lengua», la española, a la que siempre hay que fortalecer y dotar de vigor.

«Quinientos millones de personas son muchas personas, entre ellas bastantes esquimales, según parece ser», ha expuesto en alusión a los hablantes de español, y, en el caso de los esquimales, ha recogido el guante lanzado por el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, quien con carácter previo mencionó esta particularidad, la de que son bastantes los esquimales que emplean el español.

La reina Letizia ha animado a disfrutar de todos estos hechos grandiosos y a alegrarse de un instrumento idiomático con el que poder relacionarse, convivir, comunicarse, de modo que ha dado las gracias a todo el equipo del Instituto Cervantes por «llevar la lengua y la cultura en español a tantos lugares y por ser un instrumento de convivencia e intercambio de conocimiento».

No es la primera vez que doña Letizia acude a la reunión anual de directores del Instituto Cervantes, pero sí es la primera en la que lo hace sola, como ella misma ha reconocido, antes de trasladar un saludo afectuoso «a todos» del monarca don Felipe.

En este complejo cultural, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha agradecido que esta asamblea se celebre en Galicia, que «sin el gallego o el español, se sentiría huérfana», y en concreto, en este caso, en Compostela, meta del Camino, una capital «donde lo diferente no es extraño, lo lejano no se considera hostil, y lo diferente siempre es bienvenido».

«Nos tocó la suerte de poseer dos idiomas», gallego y castellano, ha comentado, entre los que «no existen barreras ni conflictos», y se ha dirigido Núñez Feijóo a la reina Letizia para hacerle saber que «su presencia siempre es un estímulo para nuestro pueblo, Galicia, hermano del suyo, Asturias».

García de la Concha, en su turno, ha recordado una frase breve pero memorable, un viejo adagio castellano que dice que la palabra es corta si el agradecimiento es largo, y ha loado el «interés» de la Corona hacia la lengua española.

De la reunión anual de directores del Instituto Cervantes ha contado que en ella se busca hacer un completo balance, compartir experiencias y tomar impulso, unas palabras que ha tenido muy en cuenta la reina Letizia, que les ha deseado, antes de la foto de familia, que «vaya bien» lo que quede de reunión y que se refuercen, aún más si cabe, las «ganas y el empeño» del Instituto Cervantes; en definitiva, «un impulso renovado para seguir con una tarea importantísima».

El secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, ha subrayado que es momento de pensar «qué Cervantes queremos para el futuro», un instituto «más poroso al clima iberoamericano», un Instituto Cervantes «para el siglo XXI y desde el siglo XXI».

El alcalde de Santiago, Martiño Noriega, el primero en tomar la palabra, ha definido a Compostela como «un referente de carácter mundial», una tierra mezcla de culturas y de lenguas, «de fonéticas llegadas de numerosísimas procedencias», algo que redunda en auténticas «muestras de autenticidad».

Ha dado lectura el regidor a unos versos del poeta Federico García Lorca, escritos en gallego, los que dan forma al famoso «Chove en Santiago», pese a que este martes haya estado soleado, algo con lo que ha bromeado, y ha indicado a todos los presentes que «con su figura —la de este autor— en la memoria y su poesía, les damos la bienvenida» a Compostela, una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad.

Víctor García de la Concha se ha referido a Santiago como «el gran centro, el corazón de Galicia», y el secretario general del Instituto Cervantes, Rafael Rodríguez-Ponga Salamanca, en una conferencia celebrada antes de la inauguración oficial, ha destacado que «estar en Santiago tiene un significado cultural de repercusión universal».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: