Noticias del español

| | |

| Gustavo Mendoza Lemus
El Porvenir, México
Viernes, 13 de octubre del 2006

LA REALIDAD LA DICTA EL LENGUAJE

El lenguaje es característico de cada persona, de cada nación, las diferencias culturales se basan en los distintos significados.


¿Hasta dónde llegan los límites de la ficción?, ¿Cuáles elementos forman las barreras culturales, aquellas que según dicen ya no existen?.

Aunque el proceso de globalización ha ido borrando las fronteras culturales entre los países, lo cierto es que lejos de diluirse, estas diferencias tienden a incrementarse por un elemento básico que identifica a cada una de las naciones consciente o inconscientemente: el lenguaje.

El lenguaje es característico de cada persona, de cada nación, las diferencias culturales se basan en los distintos significados que la misma palabra pueda tener en los distintos idiomas.

«Vivimos en un mundo de ficción creado por el lenguaje», explicó Homero Carvalho, poeta y escritor boliviano.

Su ponencia, la cual se tituló «Lenguaje y ficción» y que se desarrolló dentro del XI Encuentro Internacional de Escritores, tuvo como base demostrar las diferencias culturales que se crean a partir de una imposición de significados y significantes, producidas por el idioma.

Como punto de referencia, citó al gran maestro de la metáfora argentina Jorge Luis Borges con su libro Enciclopedia china, el cual fue duramente criticado por los grupos literarios al tildar a este libro de «ridículo e inverosímil», por incluir definiciones de términos del idioma mandarín a como según los entendía el propio autor.

«Ahora, con el paso del tiempo, nos damos cuenta de que el sueño de Borges de crear una enciclopedia china no fue tan descabellada, porque a fin de cuentas, cada cual crea o destruye una realidad basándose en su propio idioma, la realidad está creada en base al lenguaje personal», explicó Homero Carvalho.

A su vez, las diferencias culturales, que se forman producto del lenguaje, van formando toda una serie de realidades que difieren de las clases sociales que se forman en las ciudades.

El lenguaje, sigue explicando Carvalho, nunca será el mismo que utiliza el sector bajo de la sociedad y el que utiliza un grupo acaudalado, al utilizar términos diferentes para catalogar las sensaciones y los objetos, distinta será su «realidad».

Esta forma de «construir realidades» en base al lenguaje de cada sector de la sociedad no debe ser vista como una postura «individualista» expresa Homero Carvalho, pues este fenómeno se ha venido gestando desde siempre, pues las palabras con las que denominamos a las cosas provienen de distintos frentes, tanto de las academias como del andar del pueblo.

«Cuando nos ponemos a investigar este tipo de cuestiones nos preguntamos hasta qué nivel puede llegar mi lenguaje y hasta qué punto de vista puede llegar mi realidad, porque si decimos que nuestra realidad está dictada por nuestro lenguaje, pues entre más conozcamos de nuestro idioma, más amplia será nuestra concepción de lo que llamamos realidad", señaló el escritor y traductor Homero Carvalho.

Las imitaciones o no de las realidades, según las interprete el individuo, están condicionadas por el grado de estudios al cual estén expuestos, de ahí radica la concepción de algunos gobiernos para controlar los niveles de educación, pues así la sociedad tendrá una percepción limitada de su realidad.

Por esto, la lectura se perfila como una de las llaves con las que el ser humano pueda expandir su nivel se conocimientos, pues así conocerá más palabras y tendrá mayores ventanas con las cuales podrá apreciar el mundo desde distintas perspectivas.

«La poesía, como tal, es subversiva por el hecho de hacer siempre una crítica social a la realidad en la que vivimos o a la moral, siempre apegada a la búsqueda de la razón y la igualdad social», explicó Carvalho al final de su ponencia.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: