Noticias del español

| Agencia EFE

La RAE actualizará su Diccionario con una revisión del término «sexo débil»

Como ya anunció el pasado mes de marzo, la Real Academia tiene previsto actualizar su Diccionario de la Lengua Española en la red en diciembre y entonces incluirá en la definición de la expresión sexo débil una marca de uso que indicará que se ésta se utiliza «con intención despectiva o discriminatoria».

Es decir, el término seguirá en el diccionario pero incluyendo ese matiz, «dado que su uso está documentado», han explicado a EFE fuentes de la RAE, que recuerdan que esto se acordó en 2016 y que, por tanto, nada tiene que ver con una campaña en internet para que se cambie que ha reunido más de 150 000 firmas.

El primer autor en usar la expresión sexo débil, recuerda la RAE, fue Leandro Fernández de Moratín en 1790, y tras él Conde de Noroña, Espronceda, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Bretón de los Herreros, José Tomás de Cuéllar Facundo, José María Pereda, Pedro Antonio de Alarcón, Ricardo Palma, Emilia Pardo Bazán, Blanco White, Ortega Munilla, Leopoldo Alas Clarín, Benito Pérez Galdós y Juan Apapucio Corrales.

A ellos se sumaron Gregorio Marañón, Eugenio Noel, Coloma, Wenceslao Fernández Flórez, Miguel Ángel Asturias, Ibargüengoitia, Victoria Ocampo, M. Longares, Mujica Laínez, Álvaro Pombo, Che Guevara, Gonzalo Celorio, Carlos Ruiz Zafón y Carmen Alborch, entre otros muchos.

El primer autor en usar la expresión sexo fuerte fue Benito Jerónimo Feijoo en 1760, y tras él Mariano José de Larra, Bretón de los Herreros, Modesto Lafuente, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Rosalía de Castro, Facundo, Pedro Antonio de Alarcón, Emilia Pardo Bazán, Ricardo Palma, Leopoldo Alas Clarín, Benito Pérez Galdós, Concepción Arenal, Rubén Darío, Miguel de Unamuno, Gonzalo Torrente Ballester, entre otros.

En la actualidad, en el término sexo aparece la expresión sexo débil como ‘conjunto de las mujeres’ y en la de sexo fuerte, ‘conjunto de los hombres’.

En cuanto a sexo fuerte, precisan las mismas fuentes, aparecerá otra marca, con la indicación de que se usa «en sentido irónico».

Este acuerdo se adoptó en 2016 y es anterior y «ajeno a la actual polémica», es decir la campaña que promueve en Change.org una joven en la que, con el título «RAE: la mujer no es el sexo débil», critica a la institución por no impedir ese machismo.

La RAE recuerda que en el enlace www.rae.es/formulario/unidrae, cualquier hispanohablante puede enviar sus propuestas para que se modifique, anule o añada un término.

La nueva edición escrita del Diccionario de la Lengua Española, que saldrá en los próximos años, será el primero digital y tendrá un profundo carácter panhispánico, según informó en marzo el director de la RAE, Darío Villanueva.

Durante tres días del pasado mes de marzo, una comisión formada por diez representantes de las veintitrés academias de la lengua de España, Hispanoamérica, Norteamérica y Asia revisaron un documento gestado durante los dos últimos años, la base de la vigésima cuarta edición del Diccionario de la Lengua Española (DLE), nombre oficial adoptado en 2014.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: