Noticias del español

| |

| Alexis Márquez Rodríguez
Últimas Noticias, Venezuela
Domingo, 28 de setiembre del 2008

LA PALABRA: TRASTO

No es extraño que si una persona le pregunta a otra si tiene carro, el interpelado le responda: –Bueno, sí, yo tengo un trasto viejo, pero todavía rueda.


«Trasto» es palabra polisémica, casi siempre con sentido peyorativo, pero al mismo tiempo humorístico, cuyo valor despectivo no siempre es tan duro como el de otros vocablos, y hasta puede llevar implícito un cierto tono de afecto. Un «trasto» puede ser una vieja nevera o cualquier otro utensilio doméstico, viejo, defectuoso o inservible, aunque podría ser también nuevo, pero de mala calidad y mal funcionamiento. Asimismo puede aplicarse a personas: alguien pregunta si una determinada mujer está casada, y le responden: –Sí, pero el marido es un trasto viejo.

El DRAE define «trasto» como '1. m. Cada uno de los muebles o utensilios de una casa. 2. m. Cada uno de los bastidores que forman parte de las decoraciones de teatro. 3. m. despect. Cosa inútil, estropeada, vieja o que estorba mucho. 4. m. coloq. Persona inútil o informal. 5. m. pl. Armas, utensilios o herramientas de algún arte o ejercicio. Los trastos de pescar. tirarse los ~s a la cabeza dos o más personas. 1. loc. verb. coloq. Altercar violentamente'.

Algunos diccionarios dan otras acepciones. El Diccionario de uso del español de América y España VOX, por ejemplo, registra su uso en la tauromaquia: «trastos. Muleta y estoque del matador. Entregar los trastos. Taur. Dar la alternativa». El Diccionario CLAVE incluye: «Persona muy inquieta, traviesa e inútil: Esta niña es un trasto que no me deja hacer la cosas».

Algunas de estas acepciones no son usuales en Venezuela. Nosotros empleamos principalmente la tercera del DRAE: «Cosa inútil, estropeada, vieja o que estorba mucho». En la práctica el vocablo abarca una gama más rica de posibilidades.

También se usa en nuestro país la frase «tirarse los trastos a la cabeza», referido a un gran altercado o riña entre dos o más personas. Generalmente tiene sentido figurado, pues casi siempre se trata de un pelea sólo de palabras, sin que nadie lance objetos a los demás.

No debe confundirse «trasto» con «traste».

«Trasto» deriva del latino transtrum, banco de remeros en los barcos de vela, y por extensión cualquier banco o asiento viejo y rústico.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: