Noticias del español

| |

| Alexis Márquez Rodríguez
Últimas Noticias, Venezuela
Miércoles, 17 de febrero del 2010

LA PALABRA: SAQUEO

En la antigüedad, los soldados, con frecuencia mercenarios, llevaban un saco, en el cual, una vez triunfantes, recogían lo que les tocaba del botín. Concluidas las batallas, los vencedores arremetían contra la población civil y se alzaban con todo lo que hallaran a su paso. De allí surgieron el verbo «saquear», el adjetivo «saqueador» y el sustantivo «saqueo», lo mismo que expresiones como «entrar a saco».


Del verbo «saquear» el DRAE dice: «1. tr. Dicho de los soldados: Apoderarse violentamente de lo que hallan en un lugar. 2. tr. Entrar en una plaza o lugar robando cuanto se halla. 3. tr. Apoderarse de todo o la mayor parte de aquello que hay o se guarda en algún sitio». La definición es válida, pero incompleta, en el sentido de que no da una idea cabal de lo que hoy entendemos por «saquear». En la tercera acepción, que es la que más se aproxima a la idea actual, se habla de «apoderarse», pero no se precisa que, para que sea «saqueo», debe ser de manera violenta y desordenada, en forma amotinada e insurreccional. No siempre «apoderarse de todo o la mayor parte de aquello que hay o se guarda en algún sitio» es un saqueo.

En las guerras modernas, independientemente del mal que causen, no se contempla la idea de «saquear». En la antigüedad el «saqueo» solía ser parte de la remuneración de los soldados, que por regla general no eran profesionales y tenían salarios escasos, por lo que el «saqueo» les permitía aumentar sus ingresos, a veces de manera cuantiosa, lo cual hacía que su oficio fuese bastante remunerativo, y muy atractivo sobre todo en el caso de los mercenarios.

Hoy por regla general la idea del «saqueo» se limita a la forma violenta e insurreccional a que antes me referí. Son hechos que se producen en circunstancias muy especiales, como respuesta violenta al malestar social acumulado, o en plan de venganza de los débiles contra los poderosos, cuando, por ejemplo, ocurre la caída violenta de un gobierno.

Pero modernamente las palabras «saquear» y «saqueo» se usan mucho con valor metafórico, en el cual se mantiene la noción primigenia de «apoderarse» de algo, aunque sin que se incluya la idea de violencia. Se habla, así, de «saqueo» de los bienes públicos, en casos, por ejemplo, de peculado o de desfalco.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: