Noticias del español

| |

|

Alexis Márquez Rodríguez 

Últimas Noticias (Venezuela)

Domingo, 30 de octubre del 2011

LA PALABRA: OBSCENO


La palabra «obsceno» (del latino obscenus) se usa generalmente para calificar cierto tipo de lenguaje, y sobre todo cierto tipo de palabras. «Palabras obscenas» se dice de las que en términos populares se conocen como «malas palabras», que en el DRAE suelen calificarse de «malsonantes», denominación esta que no me parece válida, pues si algo son estas  palabras es «biensonantes»,  cuando se las emplea oportuna y adecuadamente. También se suelen calificar dichas palabras de «groserías»,  «vulgaridades» e «insolencias».


Tales expresiones para referirse a ese tipo de lenguaje son impropias para ello. «Obsceno», según el DRAE, es lo «Impúdico, torpe, ofensivo al pudor (…)», y se dan como ejemplos las frases  «Hombre, poeta obsceno. Canción, pintura obscena». Obsérvese que no se habla de «lenguaje obsceno» o de «palabras obscenas».  «Hombre obsceno», sin  embargo,  puede ser el que emplea palabras ofensivas al pudor de otras personas. Pero hay también «hechos obscenos» que nada tienen que ver con el lenguaje. La  miseria, por ejemplo, o el maltrato a que se somete a ciertas personas, como la tortura, pueden ser «obscenos» en tanto que pueden ser hechos impúdicos u ofender el pudor de otras personas. 

En cuanto a «grosero» (de «grueso»), se define como tal lo que es «Basto, ordinario y sin arte. Ropa grosera» (DRAE). Por supuesto, puede calificarse de «grosero» cierto tipo de palabras o de lenguaje, pero sin que sean necesariamente «obscenos». Convencionalmente podríamos admitir como «obscenas» las palabras carajo y coño, pero gargajosobaco pueden sonar «groseras», aunque no sean «obscenas».

 

Lo «vulgar» (del latino vulgaris) se define como lo «Que es impropio de  personas cultas o educadas» (DRAE). Hay, pues, un  lenguaje «vulgar», que puede ser «obsceno», pero también  puede no serlo.

 

Finalmente, el DRAE define «insolencia» (del latino insolentia) como «Atrevimiento, descaro», y como «(…). Dicho o hecho ofensivo e insultante». En este caso también puede haber un «lenguaje insolente», que no necesariamente es «obsceno», aunque puede serlo.

 

Los conceptos de «obsceno», «grosero», «vulgar» e «insolente» son convencionales y muy subjetivos. Dependen  más del criterio y la conciencia de las personas, que del lenguaje mismo.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: