Noticias del español

|

Alexis Márquez Rodríguez

Últimas Noticias. Venezuela

Domingo, 29 de mayo del 2011

 

LA PALABRA: LA NUEVA ACADEMIA


La Academia Venezolana de la Lengua comienza una nueva etapa. La Directiva que recién ha entrado en funciones está totalmente compuesta por gente nueva, no sólo ni tanto por su  edad, sino porque tienen criterios lingüísticos que en nada se parecen a los que, con razón o sin ella, siempre se ha atribuido a los académicos, en particular a los de la lengua, aquí y en todas partes.


Sede de la Academia Venezolana de la LenguaPor años nuestra Academia sufrió el no siempre merecido  desprestigio que hizo al poeta Rubén Darío exclamar la famosa  frase «De las academias líbrame Señor». Por eso algunos académicos nos propusimos desvirtuar esa imagen, saltando por encima de atrasadas prácticas y concepciones. Empezamos por llevar a la Academia gente nueva, no siempre ni tanto, como ya dije, por su edad, como por sus ideas renovadoras. Gente que en nada se parece a lo que  siempre se había tenido como académicos, vocablo que más de una vez se usaba con cierto tono despectivo. Hablo de Manuel Bermúdez (q.e.p.d.), Francisco Javier Pérez, Elio Gómez  Grillo, Luis Barrera Linares, Edgar Colmenares del Valle, Rafael Arráiz Lucca, Ana Teresa Torres, Horacio Biord Castillo, Atanasio Alegre, Leonardo Azparren Giménez, Lucía Fracca de Barrera,  Carlos Pacheco, Joaquín Marta Sosa, Rafael Ángel Rivas, Rafael Tomás Caldera e Iraida Sánchez de Ramírez. Son ellos los que ahora han tomado las riendas de la Corporación, con el  beneplácito y la cooperación de los veteranos.

Pero no todo en el pasado fue negativo. Académicos como el Dr. René De Sola, eminente jurista y maestro, y los poetas, igualmente ilustres, José  Ramón Medina y Luis Pastori, cuando les tocó dirigir la Academia hicieron encomiables esfuerzos por agilizarla y darle nuevos rumbos, y en su tiempo se realizaron  importantes actividades académicas, incluso fuera del recinto de la  Institución. Ellos también supieron atraer figuras nuevas, de esas que en nada se parecen a los académicos tradicionales, como Vicente Gerbasi, Miguel Otero Silva, Juan Liscano, Alberto Arvelo  Torrealba y algunos otros. 
La nueva etapa de nuestra Academia se ofrece promisoria, y  sin duda sus vínculos con la Real Academia  Española,  también en trance de renovación, y con las demás academias nacionales se verán muy favorecidos.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: