Noticias del español

| |

| Alexis Márquez Rodríguez
Últimas Noticias, Caracas (Venezuela)
Domingo, 30 de marzo del 2008

LA PALABRA: FESTINADO

Una muy querida y admirada amiga, inteligente, culta y magnífica escritora, me pregunta sobre el adjetivo «festinado», cuyo significado exacto se le escapa. Tiene curiosidad también sobre su origen.


Los diccionarios son poco claros e imprecisos al respecto. «Festinado» no aparece en el DRAE, pero sí el verbo «festinar», con marca de desusado y el significado de «Apresurar, precipitar», y agrega que es usado en América, pero sin precisar si es un americanismo. También incluye el significado de «malversarS, aunque limitado a Ecuador.

El DRAE también registra el sustantivo «festinación» («Celeridad, prisa, rapidez») y el adverbio de modo «festinadamente» («Precipitadamente, sin reflexión») atribuido a Cuba y Guatemala.

El Diccionario CLAVE ignora estos vocablos. El Diccionario de uso del español de América y España VOX sólo incluye «festinar», con valor de americanismo y definido como «Apresurar o precipitar la realización de una cosa (…)». El Diccionario del español actual, de Manuel Seco, Olimpia Andrés y Gabino Ramos sólo trae «festinación», lo considera propio de la Medicina y lo define como «Tendencia involuntaria a acelerar la marcha para evitar la caída hacia delante (…)». El Diccionario Planeta de la lengua española usual da «festinar» con el valor de americanismo que significa «Apresurar, precipitar, activar».

Julio Casares, en su Diccionario Ideológico de la lengua española, que a pesar de ser muy viejo sigue siendo una estupenda herramienta para nuestro trabajo, incluye el verbo «festinar» como «Apresurar, acelerar, precipitar», y el sustantivo «festinación» con el sentido de «Prontitud, celeridad, precipitación, apresuramiento».

El Diccionario de americanismos de Marcos A. Morínigo sólo trae el verbo: «festinar. Acelerar, apresurar el despacho de algún asunto», y lo atribuye a Colombia, Chile, Honduras, México y Venezuela.

En nuestro país, de todos los vocablos arriba vistos el más usual es el adjetivo, «festinado», con valor de apresurado, pero también de enredado o complicado: «No te puedo atender porque estoy muy festinado». «Hoy el trabajo estuvo muy festinado».

En cuanto al origen etimológico, «festinar» deriva del verbo latino festinare, que significa apresurar.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: