Noticias del español

| | | |

| Ricardo Soca
www.elcastellano.org
Lunes, 8 de febrero del 2010

LA PALABRA DEL DÍA: PRETENSIÓN, PRETENCIOSO

pretensión, pretencioso


La escritura de estas dos palabras de origen común —una con s y otra con c— es una de las muchas paradojas de la ortografía castellana, que se explica porque la primera nos llegó directamente desde el latín, mientras que la segunda pasó antes por el francés.

Ambos vocablos provienen del latín praetensio -onis, formado a partir del verbo praetendere, que a su vez se formó del verbo tendere (estirar, extender, montar una tienda) con el prefijo prae- (ante, delante, enfrente). Para los romanos, praetendere era equivalente a 'poner por delante', 'interponer' y, en sentido figurado, 'poner un pretexto'. Praetendere muros Marti era 'colocar murallas entre sí y el enemigo' (Virgilio).

En la inexorable evolución del significado de las palabras, praetendere se convirtió en inglés en to pretend, con el sentido de 'fingir', 'simular' y en portugués, en pretender, con la denotación de 'aspirar a', 'proponerse', 'tener intención de'.

En español, pretender significa 'querer ser o conseguir algo', 'intentar conseguir algo' y también 'aspirar al amor de una persona del sexo opuesto', mientras que pretensión expresa el 'derecho que alguien cree tener sobre algo'.

En francés, el verbo latino evolucionó a prétendre, del que se derivaron, entre otras, las palabras prétendant (pretendiente), prétendu (pretendido), y prétentieux. Esta última llegó a nuestra lengua como pretencioso, cambiando la t por una c, con el significado de 'presuntuoso', pero fue criticado durante muchos años como un galicismo indeseable. Pretencioso apareció por primera vez en el diccionario de la Academia en la edición de 1927, marcado como «galicismo», pero 43 años después, en la actualización de 1970, quedó consagrado como vocablo castellano castizo, sin marca de extranjerismo, tal como ha ocurrido incontables veces a lo largo de la Historia con muchas voces de nuestro idioma.

La c galicada (afrancesada) no fue recogida por el portugués, una lengua más fiel al latín, que se quedó con pretensão y pretensioso.

EL LATÍN DEL DÍA

Facilius dissimulatur gaudium quam metus Tácito

«La alegría se disimula más fácilmente que el miedo»

EL APELLIDO DEL DÍA

Talavera

Apellido castellano muy extendido en Iberoamérica, proveniente de una localidad a orillas del Tajo, conocida como Caesarobriga por los romanos, Ebura y Liburia por los carpetanos y Talviria o Talavaira por geógrafos árabes. El nombre árabe se habría formado por el prefijo tala- (pueblo en el antiguo árabe hispánico), seguido por el nombre carpetano.

ARMAS: En campo de gules, una banda de oro y, en el vacío bajo, cinco estrellas de oro mal ordenadas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: