Noticias del español

| | |

| Ricardo Soca
www.elcastellano.org
Lunes, 4 de mayo del 2009

LA PALABRA DEL DÍA: INFLUENZA

influenza


Hacia el siglo XV, en italiano se empleaba la palabra para referirse al contagio de una enfermedad, entendido como la 'influencia' que la dolencia de una persona ejercía sobre otra. Durante algún tiempo mantuvo este sentido y también el de 'brote' de alguna enfermedad.

La palabra italiana, tomada del bajo latín influentia, ya era empleada con ese sentido en tratados de medicina desde el siglo XIV. Los historiadores recuerdan que en 1504 hubo en Italia una epidemia de fiebre escarlatina, que se llamó influenza di febre scarlattina (epidemia de fiebre escarlatina). Dos siglos más tarde, en 1743, surgió, también en Italia, una gran epidemia de gripe, que en poco tiempo se extendió por toda Europa, que se llamó influenza di cattarro (brote o epidemia de catarro), nombre que luego se abrevió a influenza y restringió su significado a la gripe.

Esta denominación ya había sido adoptada por el francés en 1782 como denominación de la gripe, y por la misma época llegó al inglés. En 1843 aparece por primera vez en esta última lengua bajo la forma flue, en una carta en la que el poeta inglés Robert Southey informaba que estaba afectado de gripe. Esta grafía pasó más tarde a la actual flu. En español, el registro más antiguo que encontramos data de 1895, en la pluma de Benito Pérez Galdós, en su Torquemada y San Pedro:

    A las nueve, bajó Cruz del Águila, dando el brazo a su amiga Augusta, y por la escalera se lamentaban de que Fidela, retenida en cama por un pertinaz ataque de influenza, no pudiera asistir a la misa. Pasaron al salón, y del salón, juntas con las otras damas, a la capilla, ocupando sitios de preferencia en el presbiterio.

En el Diccionario de la Academia, este nombre de la gripe sólo apareció en la edición de 1927 definido como 'italianismo por trancazo o gripe'.

EL LATÍN DEL DÍA

praestat amicitia propinquitati

«La amistad está por encima del parentesco».

EL APELLIDO DEL DÍA

Verea

Apellido gallego, oriundo de Lugo. Una rama procedente de don Benito Verea Abellón (1785-1868) se estableció en Guadalajara (México). En el pazo de Castro, en Lugo, aparecen varios Verea y una provisión de hidalguía de la Real Chancellaría de Valladolid. Doña Elena Verea y Corcura se casó con Carlos Alfonso Mitjans Stuart, el XXII conde de Teba.

ARMAS: En campo de plata, una espada, guarnecida de oro, punta arriba, y brochante sobre el todo, un león de sable. Bordura de gules, dentellada.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: