Noticias del español

| |

| Alexis Márquez Rodríguez
Últimas Noticias, Venezuela
Domingo, 16 de enero del 2011

LA PALABRA: ARTIMAÑA

El sustantivo «artimaña» es una palabra compuesta, formada por el sustantivo «arte» en sus acepciones de «Virtud, disposición y habilidad para hacer algo» y «Maña, astucia» (DRAE), y el también sustantivo «maña», en sus acepciones de «Destreza, habilidad», «Artificio o astucia» o «Manera o modo de hacer algo» (Ibídem).


Esa composición da origen a su definición en los diccionarios: «2. f. coloq. martingala (|artificio para engañar)» (DRAE); «(…) coloquial. Lo que se hace con habilidad y astucia para conseguir algo, especialmente para engañar a alguien; treta: "Ya te conocemos y no conseguirás nada con tus artimañas"» (Diccionario de uso del español actual CLAVE); «Acción hábil, disimulada y generalmente malintencionada, para conseguir algo: "Se sentía capaz de ejercitar todas las artimañas de los encantos femeninos sin tener que avergonzarse"». (…) (Diccionario de uso del español de América y España VOX); «Maniobra hábil y engañosa: "Jeromo (…) había preparado la artimaña cuidadosamente". "El eficaz auxilio de una propaganda que facilitaba toda suerte de artimañas encaminadas al engaño de los espectadores dispuestos a tolerarlo" (Diccionario del español actual de Manuel Seco, Olimpia Andrés y Gabino Ramos); «Medio que se emplea con habilidad y astucia para engañar o conseguir algo. Sinónimos: añagaza, ardid, artilugio» (Diccionario Anaya de la Lengua).

En casi todas estas definiciones está explícita la idea de engañar, definitoria del vocablo «artimaña», y donde no está explícita, es fácil percibirla implícita.

Tales definiciones ponen en claro que las «artimañas», al margen de que todas contienen la idea de engaño, pueden producirse de diversas maneras, siempre que esté en ellas el definido propósito de engañar, de embaucar. Puede ser un «artificio» explícitamente para ese fin. Puede también ser una «treta», definida esta como un «Artificio sutil e ingenioso para conseguir algún intento» (DRAE). Igualmente puede tratarse de una «acción hábil», explícitamente orientada al engaño. Y hasta puede ser una «acción», es decir, una actividad cualquiera dirigida a un fin determinado, que, insisto, en este caso se trata de engañar, aunque también puede ser el de lograr un determinado propósito nada encomiable.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: