Noticias del español

| | | | | |

| Agencia Efe

La nueva Ortografía se convierte en celebración de la unidad panhispánica

La nueva Ortografía se presentó en un solemne acto, que se convirtió en «celebración de la unidad panhispánica» y en el que el príncipe Felipe destacó la importancia de esta disciplina, gracias a la cual «resonará alta y clara en la escritura la voz del español de todo el mundo».

«La ortografía es el espacio lingüístico en que se realiza de manera más clara la preciosa unidad del español», y da forma a «los pensamientos» y «sentimientos» de la comunidad de hispanohablantes.

Por eso, «si la descuidáramos, la dejaríamos empobrecerse», afirmó el príncipe, acompañado por la princesa Letizia, al clausurar con sus palabras la presentación de la nueva Ortografía.

Una obra panhispánica, de casi 800 páginas, que la editorial Espasa pone a la venta en España, al precio de 39,90 euros, y que la próxima semana llega a los países hispanoamericanos, por un valor equivalente en la moneda de cada uno de ellos.

Y una obra fruto del trabajo de ocho años de las veintidós Academias de la Lengua Española y que, como subrayó Víctor García de la Concha, director saliente de la RAE, está «abierta a todas las sugerencias» que se formulen: «A la voz del pueblo, que, con toda razón, siente la ortografía como algo propio».

«Hoy es la fiesta de la ortografía, que es tanto como decir celebración de la unidad panhispánica», aseguró el coordinador de esta gran obra, Salvador Gutiérrez, en presencia de numerosas personalidades, al resumir el espíritu festivo que se vivía en la sede de la Real Academia Española.

Era un día grande, y al lanzamiento de la Ortografía acudieron directores y presidentes de varias Academias de la Lengua hispanoamericanas y la inmensa mayoría de los académicos españoles, entre ellos el nuevo director de la RAE, José Manuel Blecua, elegido anoche por mayoría absoluta para sustituir a García de la Concha.

También asistieron el presidente del gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, cuya comunidad está muy vinculada a los trabajos de las Academias, al igual que lo está la de Castilla y León, representada por la consejera de Cultura, María José Salgueiro. El secretario de Estado de Educación, Mario Bedera, compartió la mesa presidencial con los príncipes de Asturias y García de la Concha.

Frente a la Ortografía de 1999, esta nueva edición es «explícita, razonada, exhaustiva, coherente, simple, inteligible e incluso amena», según Salvador Gutiérrez.

Y es también un libro que «no debe intimidar a los lectores a pesar de su volumen», porque en sus páginas «encontrarán respuesta para todas las dudas y preguntas que se hagan sobre el tema», según decía Mario Vargas Llosa en un vídeo grabado entre viaje y viaje y que constituyó la sorpresa de la ceremonia.

«Es una obra que está al alcance de los lectores comunes y corrientes y que no se contenta con enumerar las normas de una correcta ortografía en español, sino que explica el origen y la razón de ser de estas normas», señaló Vargas Llosa, a quien el príncipe Felipe le reiteró «la alegría» de la familia real por el Premio Nobel que el gran escritor peruano acaba de recibir.

La ortografía se aprende de niño, y hoy los más jóvenes estuvieron representados por un grupo de alumnos de varios colegios, entre ellos aquellos en los que estudiaron don Felipe y doña Letizia, según mencionó el príncipe, que insistió en su discurso en la importancia de la página escrita con corrección ortográfica, porque en ella «se crea un espacio para el diálogo seguro».

El director de la Academia Mexicana de la Lengua, José Moreno de Alba, dijo que en la nueva Ortografía se ha logrado que «casi todas las reglas sean unívocas» y, cuando no ha sido posible, se hace «una recomendación».

«Es un magnífico tratado que les será de gran utilidad a los millones de hispanohablantes» y que ayudará a «fortalecer la unidad de la lengua española», subrayó Moreno de Alba.

«La ortografía es cosa mayor. El recto escribir interviene en la hermenéutica, en el recto leer, en la razón vital de nosotros mismos», dijo Alfredo Matus, director de la Academia chilena.

La presentación oficial de la Ortografía era también el último acto de Víctor García de la Concha, a quien don Felipe agradeció sus doce años de «labor intensa y extraordinaria» al frente de la Academia, años dedicados, «con tanto acierto como pasión, a servir a la grandeza del español».

Y quien ha pilotado durante tanto tiempo la Academia les agradeció a los príncipes «el apoyo impagable de la Corona a la política lingüística panhispánica».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: