Noticias del español

| | | | | | |

| Agencia Efe

La nueva ortografía de la RAE, un éxito de ventas con 60.000 ejemplares

El lingüista y académico Salvador Gutiérrez, coordinador de la nueva edición de la Ortografía, elaborada por las 22 Academias de la Lengua Española, ha manifestado en León que esta publicación «ha sido un éxito de ventas indiscutible», tras facturar 60.000 ejemplares solo en España.

Gutiérrez ha explicado en un café de redacción organizado por Efe en el Parador Nacional de San Marcos en León (España) que siempre que hay un cambio hay una reacción, y más en una materia como la ortografía, de la que todo el mundo opina, pero ha insistido en que, desde el punto científico, también ha sido un éxito.

Esta obra, de 800 páginas y que salió a la venta el pasado 17 de diciembre, «ha sido un hito histórico dentro de la RAE» y ha significado una renovación dentro de la teoría ortográfica «muy importante».

En esta nueva publicación se han eliminado tildes diacríticas, en palabras como solo, o en los demostrativos, lo que no quiere decir que todas las tildes vayan a desaparecer en un futuro, «es más no deberían», ha insistido.

Oraciones como «voy a tomar un café solo», en las que el receptor del mensaje puede llegar a dudar sobre si la bebida se va a consumir sin compañía o sin leche, son algunas ambigüedades asumibles que conlleva la supresión de la tilde diacrítica.

Asimismo, se ha tratado de evitar incongruencias como la existencia de la ch y la ll como una sola letra, algo que ya se intentó en vano hacer en una publicación sobre ortografía de 1999.

El académico ha desvelado que en esta nueva publicación se pretendía ir más allá e introducir dos capítulos sobre ortotipografía, es decir, la tipografía de letra que se usa en los textos, negrita, cursiva, entre otros, aunque finalmente se decidió no incluirlos, a pesar de que «estaban prácticamente hechos».

El sometimiento al uso del lenguaje de los hablantes, clave para los académicos, puede llevar a que algunas palabras adopten un significado erróneo a causa de fenómenos como el uso de eufemismos para evitar pronunciar una palabra a la que asocia un sentido peyorativo (afroamericano o de color en lugar de negro, por ejemplo).

Una palabra que está suscitando debate entre los académicos es la de matrimonio, en el sentido de si se deben incluir los formados por parejas de homosexuales, y en la que Gutiérrez se ha mostrado partidario de incluir todas las acepciones, incluida la de los conformados por homosexuales.

Gutiérrez ha reconocido que es un término complicado, ya que hay países hispanohablantes donde no está legalizado el matrimonio homosexual, pero en los que sí se usa el término para hablar de este tipo de parejas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: