Noticias del español

| |

| Agencia Efe

La «ñ» llega a Internet

El español será español en Internet, y no espanol como hasta ahora, gracias al proyecto de ley aprobado por el Gobierno de España, que prevé que se puedan asignar nombres de dominio de web que incluyan caracteres como la «ñ» o la «ç».El proyecto, que deberá ser ahora sometido al Parlamento, forma parte de una estrategia para impulsar «la expansión y el uso de las tecnologías de la información» y asentar el uso en la red de la lengua compartida por 400 millones de personas en todo el mundo.

Cuando la ley entre en vigor, la Red.es, la red española de Internet y máxima autoridad en materia de dominios «.es», podrá habilitar los primeros dominios que incluyan la eñe, la cedilla, las diéresis o las vocales acentuadas.

La semana pasada, la empresa española de registro de dominios y alojamiento web «arsys.es» anticipó los planes del Gobierno español e informó de la puesta en marcha del primer servicio del mercado que permite solicitar dominios «.es» con los caracteres de las distintas lenguas habladas en España —castellano, vasco, catalán y gallego—.

La previsión es que estos dominios puedan registrarse este año y que mediante el servicio «Petición de dominios multilingües .es», los internautas puedan solicitar direcciones de Internet «.es» que incluyan los caracteres: ñ, á, é, í, ó, ú, ü, ï, ç, à, è, ò y l·l.

Pero según las asociaciones de usuarios de Internet, el proyecto puede plantear algunas complicaciones técnicas.

Según Javier Solá, director de la Asociación de Usuarios de Internet, hay razones técnicas y prácticas que pueden plantear algunos problemas a la hora de incorporarlos a un dominio.

Solá es integrante de ICANN (coordinador mundial de dominios, direcciones IP y protocolos de Internet), donde preside la comisión para la creación de nuevos dominios internacionales.

En un artículo que publica en la red, explica que todo el software de Internet que se utiliza para reconocer nombres de dominio utiliza solamente siete bits, lo cual imposibilita el uso de caracteres como la «ñ».

No obstante, recuerda que desde hace tiempo el IETF, grupo de ingenieros que desarrolla los estándares de Internet, preparando un nuevo estándar para que se puedan utilizar otras letras.

Según Solá, para «vender más dominios», Verisign, la empresa que gestiona el registro central de los dominios que terminan en «.com», «.net» y «.org» decidió buscar una forma alternativa para «poder utilizar estos caracteres en los nombres de dominio, poniéndola en marcha primero para idiomas orientales y luego para el castellano».

Esta decisión de Verisign, que no cuenta con el apoyo de ICANN, ha sido muy contestada, ya que «utiliza un método propio de codificación, complicado y que requiere cambios en los ordenadores de aquellos que quieran utilizarlos», escribe Solá.

Esos cambios pueden hacerse en algunos programas (como Internet Explorer), pero no en otros programas de correo electrónico, lo que hace que un nombre de dominio que para un usuario tenga una «ñ», para otro será una serie de caracteres sin sentido.

En su opinión, y dado que cada país se ocupa de su propio sistema de dominios, «los registros de los diferentes países de habla hispana deberán buscar una forma de resolver el problema de la “ñ”, y deberá ser una forma estándar, para que todos utilicen la misma codificación, de forma que para los usuarios no sea un problema»

Su Asociación pide «paciencia» y esperar a que aparezca el estándar del IETF y que los programas de gestión de dominios cambien para gestionar estos caracteres, de manera que puedan asignarse dominios con todas las letras sin hacer cambios en los ordenadores.

Solá también alude a los problemas que pueden derivarse del uso de caracteres propios en los nombres de dominio, sobre todo si tenemos que comunicarnos más allá del mundo hispano-parlante.

«Estamos acostumbrados a ver la “ñ” y la “ç” en nuestros teclados, así como a poder colocar una tilde encima de una vocal, pero no podemos olvidar que estos caracteres solo aparecen en los teclados de los países en los que se utilizan», indica.

Así, un español o un colombiano no tendrá problemas para escribir una «ñ» o una «á» que forme parte de un dominio, pero a un inglés o a un estadounidense le será bastante complicado.

Por ello, recomienda que antes utilizar un dominio con caracteres puramente españoles se tenga claro «quiénes van a ser los usuarios de ese dominio, tanto los que accederán a nuestra página web como aquellos que nos mandarán correos electrónicos».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: