Noticias del español

| | | |

| Amando de Miguel
libertaddigital.com, España
Martes, 1 de abril del 2008

LA LENGUA VIVA: NÚMEROS Y LETRAS

La gente moza no entiende la angustia que significa «más largo que un día sin pan», por mucho que los días oficialmente sean todos de 24 horas.


Daniel Gutiérrez Martínez es un experto en ferrocarril. Asegura que la sustitución del AVE (Alta Velocidad Española) por LAV (Línea de Alta Velocidad) nada tiene que ver con el nacionalismo catalán. La explicación es que el acrónimo AVE es propiedad de RENFE Operadora, S.A. En ese caso, RENFE no es un acrónimo sino una palabra. [Supongo que como Fenosa en «condesa de Fenosa»]. Así que todas las líneas de alta velocidad serán LAV.

Otra curiosidad es que el ancho de vía internacional (al que han sumado las LAV españolas) es de 1 435 mm. Esa longitud fue calculada por los ingleses como la equivalente de la anchura de los ejes de los carros romanos, según las huellas que dejaban sobre las calzadas. En cambio la anchura de los ferrocarriles españoles y portugueses —diseñados por los ingleses— fue de seis pies castellanos (1 688 mm). Era una anchura algo mayor para que las locomotoras fueran un poco más pesadas y, por tanto, pudieran subir bien las fuertes pendientes de la península Ibérica. Me parece una interpretación verosímil, que rechaza la hipótesis romántica del ancho especial de los ferrocarriles ibéricos por razones militares.

Enrique Romero observa el frecuente error de considerar que el número miles es femenino. Así se oye decir «las miles de personas». Tiene razón don Enrique. Miles o millares (como cientos o centenares) son siempre masculinos.

José Carlos Villaro Gumpert (Cerdanyola del Vallés, Barcelona) recuerda que en los sellos de Correos de la etapa franquista ya figuraba la expresión PTA (= pesetas) después del valor correspondiente. Se preguntaba don José Carlos si con los euros (monedas y billetes) no sucederá igual, que la norma sea la de poner «euro» en singular, sea la cantidad que sea. En un reciente viaje a Irlanda, don José Carlos Observa que los precios vienen así, por ejemplo, «20 euro». Pues así será. No me cabe en la cabeza que en España vayamos a decir «20 euro», pero todo se andará.

Mike comenta que la expresión oficial «20 euro» no es errónea; responde a la convención de que ciertas unidades se escriben en singular, pero se leen en plural. Así, «100 gr» se lee «cien gramos» o «20 Km» se lee «veinte kilómetros». Por lo mismo, «20 euro» se lee «veinte euros». Está bien visto.

Juan Manuel Rodríguez señala la incongruencia de la expresión «en breves minutos le atenderemos». Don Juan Manuel razona que los minutos no pueden ser breves, pues todos se componen de los mismos 60 segundos. ¡Ah! pero la lógica del habla no siempre es la de la razón o la de la ciencia. Todo el mundo sabe que un mismo lapso, medido por el reloj o el calendario, significa cosas distintas cuando uno está esperanzado o cuando se siente anhelante. Seguramente, las últimas horas del condenado a muerte transcurren lentísimas a la espera del indulto. A la mujer embarazada se le desea cariñosamente «una hora muy cortita» para indicar que el parto va a ser breve. La gente moza no entiende la angustia que significa «más largo que un día sin pan», por mucho que los días oficialmente sean todos de 24 horas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: