Noticias del español

| | | | |

| Amando de Miguel
Libertad Digital, Madrid (España)
Jueves, 22 de mayo del 2008

LA LENGUA VIVA: JERIGONZAS DE ÚLTIMA HORA

En español hay palabras femeninas que son genéricas y otras que son masculinas y que también son genéricas. El intento de evitar ese hecho estructural puede conducir a la idiocia. En ello estamos. Que no es lo mismo que «en ella estamos».


Fátima Arranz, vicedecana de Política de Igualdad y Plan Estratégico de mi Facultad me hace llegar una «guía rápida» conducente a «evitar modos y formas ancladas en prejuicios sexistas». Por ejemplo, en lugar de «nosotros valoramos», hay que decir simplemente «valoramos». En lugar de «americanos» hay que poner «la ciudadanía americana». En lugar de «amigos», las «amistades», y así cien sinsorgadas más, de las que hago gracia al paciente libertario (quien, naturalmente, en la mitad de los casos es mujer).

Me parece que nada de lo que se introduce en esa «guía rápida» tiene que ver con la igualdad y sí con una estúpida perversión de la lengua. Por cierto, el eslogan de la mencionada guía es «El lenguaje en sí mismo no es sexista, lo es el uso que de él hacemos». ¿No habría sido mejor decir «la lengua es sí misma… etc.? En inglés no se distingue lengua de lenguaje; en español sí. La distinción nada tiene que ver con el hecho de que se diga el lenguaje o la lengua. En español hay palabras femeninas que son genéricas y otras que son masculinas y que también son genéricas. El intento de evitar ese hecho estructural puede conducir a la idiocia. En ello estamos. Que no es lo mismo que «en ella estamos».

Antonio Velázquez razona que en los medios se emplean mal algunos términos militares. Sintetizo su argumento:

Expresión………………… Habría que decir mejor

Efectivos……………………Soldados, militares

Obús…………………………Proyectil

Bajas………………………..Muertos, heridos y accidentados en una guerra

Tanque……………………..Carro de combate

Explotar (una bomba)….Explosionar

Como tantas veces ocurre, una cosa es la jerga profesional y otra su traducción a la lengua común. La primera columna puede ser errónea desde una consideración técnica, pero es la que funciona. La lengua es norma pero también uso.

Manuel Gago García es otro que se apunta a las quejas respecto al lenguaje de los cronistas deportivos. Opina que llegará un momento en el que el titular rece así: «El Real Madrid dijo Auf wiedersesen a la Liga». Otra cosa que le molesta: que se diga champions en lugar de «campeones». También le irrita la manía de llamar «los reds» al Liverpool o «los gunners» al Arsenal. Ciertamente, me parece un abuso. Pero entonces, ¿habrá que volver a decir «balompié»?

Manuel Gago García dice que se siente avergonzado por a forma en que «los periodistas deportivos están destrozando nuestro idioma». Pone algunos ejemplos:

dicen………………………….en lugar de

sponsor, esponsorizar……patronazgo, patronizar

su pierna, su mano…………la pierna, la mano

banda derecha………………la banda derecha

stage de pretemporada…..preparación o concentración

bola……………………………..balón, esférico

gooooool………………………gol

Francamente, todos esos desvíos no son para avergonzar a nadie. El problema del lenguaje en las transmisiones (no sé por qué «retransmisiones» si se suelen ver en directo) es que por fuerza tiende a la monotonía. Por eso hay que inventar metáforas y otros juegos retóricos. La que más me molesta a mí es lo de «arriba» sin ton ni son. No sé por qué el «esférico» es mejor metáfora que la «bola». Los cronistas deportivos son como los ciegos de las aucas: tienen que «cantar» lo que cuentan; es lo que se espera.

José Mª Navia-Osorio se maravilla de esa moda actual que prescribe decir «abogados» en plural. Así, el rótulo «Manolo Pérez, abogados» o el comentario de las famosillas anunciando que ponen en caso «en manos de mis abogados». Comenta don José Mª que, incluso en los bufetes donde hay muchos abogados, lo normal es que te atienda uno. Bueno, pero viste mucho el plural de «abogados», «joyeros», etc. En el caso de los médicos, don José Mª entiende que la consulta de varios doctores no garantiza nada bueno. Como suele decirse, «reunión de pastores, oveja muerta». Se agradece el sentido autocrítico del galeno asturiano.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: