Noticias del español

| | | |

| Amando de Miguel
Libertad Digital, Madrid (España)
Jueves, 18 de diciembre del 2008

LA LENGUA VIVA : GRAMATIQUERÍAS Y CULTIPARLAS

Se puede decir «en relación con» o bien «con relación a», pero no debe decirse nunca «en relación a». Tengo que escribirlo 100 veces. Que conste que lo tengo escrito en la última hoja de mi Panhispánico, pero ni por esas.


Eduardo Vélez Castillo (Getxo, Vizcaya) recoge este titular de Libertad Digital. «La Guardia Civil incauta 90.999 pastillas falsificadas de Viagra». A don Eduardo «no le parece forma de utilizar el verbo incautar… ¿Era un becario el articulista?». No me parece justa una crítica tan despiadada. Cierto es que el verbo «incautar» se usa preferentemente como pronominal: «incautarse de». Pero según el Panhispánico, «hoy es frecuente y válido su uso como transitivo», es decir, como lo tituló Libertad Digital.

Agustín Fuentes me plantea estas opciones:

    Un ejemplo típico viene a ser el de las urbanizaciones…

Un ejemplo típico viene a ser las urbanizaciones…

Un ejemplo típico vienen a ser las urbanizaciones… La pregunta de examen es: ¿cuál de las tres es correcta? No sé, quizá las tres estén bien, pero me suena mejor la primera. Se admiten opiniones más versadas en estos asuntos gramáticos.

Rafael Palacios Velasco lee en un texto mío que digo una vez «en relación a» y otra «en relación con». ¿No habrá algún error? Error no; descuido imperdonable. Se puede decir «en relación con» o bien «con relación a», pero no debe decirse nunca «en relación a». Tengo que escribirlo 100 veces. Que conste que lo tengo escrito en la última hoja de mi Panhispánico, pero ni por esas. Supongo que no me vale la defensa de que en inglés se dice in relation to (= literalmente en relación a).

Cándido Alvarado (San Pedro Sola, Honduras) me pregunta por las diferencias entre «iniciar, principiar y comenzar». Hizo la consulta a la Real Academia de la Lengua Española y no supieron aclararle la duda. Desde luego, son tres verbos sinónimos, pero los sinónimos no suelen ser perfectamente equiparables o sustituibles. Vamos a ver los matices:

«Iniciar». Se emplea para la entrada en algún conocimiento superior, misterioso o esotérico. También para el comienzo de un ejercicio o proceso informático.

«Principiar». Es más raro. Se utiliza para comenzar algo, por lo general una secuencia de acontecimientos.

«Comenzar". Es el más general. Se emplea para empezar algo esperado o previsto.

Philipp Kästner me hace ver que si Huesca se escribe con 'h' es porque «la ortografía castellana exige que se escriba con hache toda palabra que comience con el diptongo ue, aun tratándose de una hache no etimológica: Onuba (= Huelva)». Está muy claro, pero sigo preguntándome por qué. (Tengo mi secreta explicación: ese diptongo lo metieron los castellanos para distinguirse de los que hablaban otros romances. Pero no me atrevo a decirlo).

Eduardo Martin Salaverri (Argentina) discute con su mujer (porteña) si la expresión que él emplea, «con bien de sal», es correcta o no. Como es sabido, no tengo ninguna autoridad para prescribir lo que está bien o está mal en el idioma español. Por tanto, lo mío es solo una opinión de escribidor. Se puede oír sin exaltarse que uno «Sale con bien» de un atolladero, de una dificultad especial, es decir, si consigue el resultado merecido o apetecido. Supongo que «con bien de sal» (o lo que sea) es un galicismo, pero esa no es la razón para rechazar la locución. Desde luego, no la veo en los diccionarios, pero tampoco es una razón de peso para oponerse al galicismo. «Con bien de» es una especie de adverbio que equivale a «mucho». Si se oye decir «a base de bien» (= en abundancia), no veo por qué vamos a hacer remilgos a «con bien de». En el lenguaje de cocineros y cocinillas (como yo mismo) es una expresión que suena admirablemente. No es lo mismo «con mucha sal» que «con bien de sal». Esa última expresión quiere decir con sal abundante, de modo generoso, pero en su punto.

Arsenio Arribas quiere que le aconseje sobre el uso de las cursivas y las negritas. El principio general es recurrir a esas alegrías tipográficas solo en casos excepcionales. La cursiva debe reservarse para palabras en otros idiomas, conceptos o ideas que haya que destacar y poco más. Las negritas deben evitarse todavía más. Aun así, creo que yo todavía abuso de esos recursos. Se toleran mejor las comillas. Yo prefiero las comillas inglesas (") que las españolas (< <). Últimamente he pasado a utilizar el signo (<) para indicar una letra o un sonido. En esto de los signos, como en todo, la norma debe ser la sobriedad.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: