Noticias del español

| | | |

| Amando de Miguel
libertaddigital.com, España
Jueves, 20 de mayo del 2010

LA LENGUA VIVA: ÉTIMOS MISTERIOSOS

Gilipollas es tanto como decir 'tonto de la pija' para acentuar su sentido derogatorio. Es un madrileñismo muy característico.


Son innúmeros los correos que me corrigen mi apreciación de que gringo se deriva de griego, en el sentido del que habla una lengua extraña, incomprensible. Me aseguran esos corresponsales que gringo procede de las guerras entre mexicanos y norteamericanos en el siglo XIX.

Por ejemplo, había una canción de los soldados norteamericanos que decía «Green grow the lilacs» (= Verdes crecen las lilas). Además los soldados norteamericanos vestían de verde. Paparruchas y leyendas. La voz gringo (= griego, lengua extraña) está en el castellano del siglo XVIII, mucho antes de lo del Álamo de San Antonio. De griego en el sentido de confusión proceden voces tan castizas y antiguas como greguería (= algarabía, bullicio) o gresca (= riña, pendencia). En el Quijote está lo de «hablar en griego o en jerigonza» (= de forma ininteligible).

J.J. Carballal documenta que el término alferecía (= ataque de epilepsia) está en el Corominas como voz que se utilizaba ya en el siglo XVI. Por tanto, no debe ser considerada como un vulgarismo. Estoy de acuerdo. Yo la he utilizado alguna vez con el personal sanitario, pero son ellos los que lo consideran un vulgarismo. Otro corresponsal, José María Navia-Osorio (médico él), pone el término alferecía al mismo nivel que telele, cólico miserere, patatús y otros términos vulgares. Se podría añadir yuyu. A mí me gusta lo de alferecía, muy cerca del cultismo apoplejía (= parálisis en griego) y muy lejos de alférez (= caballero en árabe).

Rafael Campo Gómez apunta que en Aragón tienen la voz galacha, que es la extensión de agua que queda en el meandro del río cuando cambia de rumbo. Supongo que quiere decir cuando el río altera el cauce. Esa apreciación me confirma la idea de que el sonido che es una voz natural que se asocia con el agua. Chove, dicen los gallegos cuando llueve. Los vascos tienen el chirimiri (= llovizna). Los niños chapotean en el agua.

María López Sabugo me envía un correo, que circula por la red, sobre la etimología de gilipollas. Por lo visto, hubo en Madrid un alcalde famoso llamado Gil Imón. El cual tenía dos hijas muy feas. En el español tradicional, las jóvenes solteras son las pollas. De ahí lo de «don Gil y pollas». Francamente, la historia me parece poco verosímil. Cierto es lo de la significación tradicional de pollas. Tengo yo un librito preciso, del siglo XIX, que se titula Conferencias para las pollas. Es de índole religiosa. Pero lo de gilipollas tiene un origen más sencillo. Sigo en esto a Camilo José Cela. Gil ha sido en el español clásico el equivalente del tonto o simple. El gitanismo gilí tiene el mismo sentido. Lo de pollas no es un plural (como no lo es bocazas), sino la versión vulgar del pene. Por tanto, gilipollas es tanto como decir 'tonto de la pija' para acentuar su sentido derogatorio. Es un madrileñismo muy característico. Mantiene algunos ñoñismos, como giliflautas o gilipuertas. La flauta es quizá la de Bartolo, que tenía un agujero solo, es decir, otra vez el pene.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: