Noticias del español

| | | |

| Amando de Miguel
Libertad Digital, España
Viernes, 1 de febrero del 2008

LA LENGUA VIVA: ERRORES GRAMATICALES

Tengo que confesar que estos desahogos de LD los escribo a mano, como todo lo demás que pasa por la maquinaria del ordenador.


Pedro Campos me corrige mi frase «es una etiqueta que está demás». Don Pedro declara admonitorio que no se dice así sino «que está de más». Lo siento, don Pedro, Demás es un pronombre indefinido que significa 'lo restante respecto de un todo" y se escribe siempre junto, como yo lo he hecho. Solo se separa cuando tiene otra función, como en el caso de decir 'lo de menos es tal cosa y lo de más es tal otra'. Otra amable corrección que me envía don Pedro es que no se escribe «su sorpresa porque se llamen fuerzas» sino «por que se llamen fuerzas». En ese caso me convence. Está mejor por que separado. De la misma opinión es don Antonio Mª Peña. Siempre me ha parecido un juego de palabras lo del porque y el por que. Más claro está el porqué. Siempre nos quedará la del gaucho Martín Fierro:

Por que no engraso los ejes

me llaman abandonao,

si a mí me gusta que suenen,

por qué los he de engrasar.

Luís Ángel Herrero insiste en que no está bien la frase «la etiqueta que está demás». Pues está bien, qué le vamos a hacer. Don Luís Ángel se siente confundido ante esta otra frase: «entonces como hoy mismo el progreso es lo que…». No me extraña la confusión. La frase tendría que haber sido: «entonces, como hoy mismo, el progreso es lo que…». Pido perdón por el error, pero también animo a que los lectores subsanen por sí mismos esos errorcillos. Recuérdese que no leemos letras, ni sílabas, ni a veces palabras sino conjunto de palabras. Esa es la lógica borrosa con la que espera nuestro intelecto.

Francisco Javier Arias Manzano (Toledo) me comenta algunos ejemplos de «economía del lenguaje» que se dan en su pueblo de residencia (Peraleda de la Mata, Cáceres). Así velay (= puedes verla ahí). Otra contracción es algotro (= algún otro). Tengo para mí que ese tipo de contracciones no se explican por el principio de la economía del lenguaje, sino por el más decisivo de distinguirse de los extraños. En principio, el lenguaje se inventó para comunicarse, pero también para que los de fuera no nos entiendan, lo que nos lleva a creer que somos más nosotros. Por esa razón se hablan tantos idiomas, y, dentro de cada uno de ellos, existen distintas variaciones dialectales y jergas.

José Daniel López Salazar (Valladolid) añade a la lista aquí comentada otro ejemplo de participio en diminutivo. Es la canción El viento se lo llevó, de León y Quiroga, que dice: «Te lo digo y no te miento, que lo que hubo entre nosotros se lo ha llevaíto el viento». Respecto al verbo ensimismar, don José Daniel propone la alternativa de 'estar abstraído' para dirigirse a otro. Por ejemplo, «te veo abstraído». Así se evita tener que recurrir al inexistente «te veo entimismado».

Tom Cardona me plantea una duda curiosa. «¿Por qué se dice cabra montés y no cabra montesa?» Hago mía la duda, por lo que pido ayuda a los lectores que me sepan responder. Puede que cabra sea del género epiceno, esto es, sirve para designar tanto a un macho como a una hembra. No es nada raro en otros nombres de los animales, como hormiga o elefante. Bien es verdad que algunos poetas de renombre han podido decir cabra montesa, por lo que esa otra forma también se puede admitir. Sobre todo porque cabe asimismo decir macho cabrío, además del vulgarismo cabrón, a menudo desprendido de su sentido zoológico. Dice el diccionario de Autoridades que «la cabra montés es el más limpio animal que se conoce». ¿Más que el armiño?

Es sabido que los atentos libertarios no me pasan ni una. Escribí que el verbo cantar es irregular. Son muchos los que me reprochan el error, y con razón. La verdad es que en mi manuscrito puse contar, que sí es irregular. Tengo que confesar que estos desahogos de LD los escribo a mano, como todo lo demás que pasa por la maquinaria del ordenador. En mi personal caligrafía la o y la a se confunden. No es excusa, pero es un dato.

José Manuel Morente me detecta un par de errores: (1) Cumbres Mayores no es una comarca extremeña sino de Huelva. (2) La palabra cuadril se refiere a la cadera, no a la cadena. Ese último error fue realmente una errata inadvertida. Pido perdón por ambos disparates. Agradezco mucho la actitud vigilante de algunos libertarios, puestos a detectar errores.

Nicolás Ventosa López (Santa Pola, Alicante) me corrige: «MZOV no significa Madrid-Zamora-Orense-Vigo sino Medina del Campo-Zamora-Orense-Vigo». Por otra parte, sigue don Nicolás, «brus (= cepillo) es una palabra muy empleada en el mundo naval» y procede del inglés brush.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: