Noticias del español

| | | | |

| Amando de Miguel
Libertad Digital, Madrid (España)
Jueves, 7 de agosto del 2008

LA LENGUA VIVA: EL OSCURO ORIGEN DE LAS PALABRAS

Comenta José Antonio Martínez Pons que «cerca de Ponferrada hay un municipio que se llama San Román de Calamocos, o sea, de las terneras hermosas. Pues bien, muchos de sus habitantes llevan como una cruz el nombrecito en cuestión».


José Carlos Villaro Gumpert razona que «sería interesante conocer por qué el símbolo @ se adoptó para significar la medida de capacidad». Muy fácil. El origen está en la voz árabe roba que significa «cuarta parte». La arroba es la cuarta parte de un quintal castellano, equivalente a unos 46 kg. Por tanto la arroba venía a ser unos 11,5 kg. Realmente se trata de una unidad que oscilaba un poco, según se tratara de una u otra región, y sobre todo según la capacidad del artículo que se medía.

Don José Carlos entiende que «su utilización en internet no tiene nada que ver con las arrobas». No obstante, entiendo que algo tiene que ver, puesto que el signo @ quería decir «arroba» y también «precio por unidad». Simplemente, el inventor de la internet (un dispositivo militar en su origen) echó mano de ese at (= en). En español es tan desproporcionado el uso que hacemos de la preposición en que está muy bien que digamos «arroba» para el simpático signo @.

Julio Casanova comenta que arroba procede de una palabra árabe –arrub– que significa «la cuarta parte». Así, la arroba (25 libras) es la cuarta parte del quintal (100 libras), la libra (equivalente a 16 onzas) equivale a 460 gramos. Martín Cañedo entiende que la arroba es la cuarta parte del quintal de 46 kg., o sea, 11,5 kg. La verdad es que la arroba era una extraña unidad de peso y de capacidad que variaba según las regiones. Como promedio equivalía a 11,5 kg. O bien a 12,5 litros.

Juan Martos (Sevilla) entiende que «el signo @ es ya latino, utilizado como ligadura a final de la línea de los manuscritos… Es la ligadura de la preposición latina ad (= a, hacia, cerca de). En el sistema norteamericano se introdujo para señalar el precio unitario… En 1971 Ray Tomlinson, creador del correo electrónico, la usó como enlace del nombre del usuario y el nombre del servidor». No pierdo la ocasión de recordar que servidor, en español clásico, era el «orinal». Amancio Iglesias sostiene que «el símbolo @ se debería leer en, como en inglés (= at)».

Comenta José Antonio Martínez Pons que «cerca de Ponferrada hay un municipio que se llama San Román de Calamocos, o sea, de las terneras hermosas. Pues bien, muchos de sus habitantes llevan como una cruz el nombrecito en cuestión que relaciona con la mucosa nasal». No me sale a mí esa equivalencia de las «terneras hermosas». Entiendo que Calamocos significa en griego algo así como «hermoso zalamero» o «hermoso gestero». Vaya, que resulta que, si se aplica a las terneras, van a ser la prefiguración de «la vaca que ríe», esa estupenda marca francesa. Espero que la duda me la aclare algún experto en lenguas clásicas.

Juan Ponce se pregunta por el origen de la expresión «leyenda urbana», que tanto se emplea actualmente para indicar alguna historia un tanto forzada, verosímil pero de dudosa validez. Francamente, ignoro el origen de esa expresión. Quizá quiera decir que no se trata de leyendas antiguas, clásicas o literarias, sino de las que ahora mismo se crean y se difunden en nuestra sociedad urbana. Espero que algún ocioso libertario nos aclare el origen de «leyenda urbana».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: