Noticias del español

| | | |

| Amando de Miguel
libertaddigital.es, España
Viernes, 10 de julio del 2009

LA LENGUA VIVA: EL LENGUAJE DE LOS EXPERTOS

Lo más divertido del lenguaje de los expertos es el abuso de las siglas, que alcanza un grado de paroxismo con las referencias informáticas. A saber lo que significa PDF, RTF, XPS, XML.


Es fácil criticar los errores del habla de la gente corriente. Más divertido es escuchar lo que dicen las personas entendidas, las que son expertas o profesionales de algo. No es tanto que cometan errores como que desplieguen modas y manías en el uso del lenguaje que podríamos llamar culto.

Hay algunas modas léxicas que se imponen sin discusión. Por ejemplo, un profesional que quiera estar al día tendrá que aconsejar ser proactivo, que es como ser activo dos veces, suponiendo que la actividad sea cosa buena. Si el profesional es un comunicador, al referirse al necesario intento de que el Gobierno pacte con unos o con otros, hablará de geometría variable.

La metáfora se rodea de un misterioso halo cientificista. Por lo mismo, si «A es causa de B» el experto campanudo dirá que «B es en función de A», si todavía no queda suficientemente misterioso, añadirá la cláusula «por decirlo de alguna manera». Esa última expresión queda bien porque se sospecha que se traduce del inglés. Son muchas las frases en las que cabe esa sospecha de ser traducciones literales del inglés. Por ejemplo,

  • Yo pienso que
  • Primero de todo
  • Más pronto que tarde
  • Por supuesto
  • En inglés el por supuesto tiene un aire marítimo: of course (= en el mismo rumbo). Si el que habla es un catalán, el por supuesto adquiere un aire comercial: por descontado.

    Hay una muletilla que parece extraída del inglés: esa es la pregunta del millón, para indicar la que tiene difícil respuesta. Pero en inglés no se dice así, sino la pregunta de los 64.000 dólares, derivada de un famoso concurso de la televisión americana en el que se iba doblando el premio de las preguntas, cada vez más difíciles. Se empezaba con dos dólares que se doblaban con cada respuesta acertada hasta llegar al límite de los 64.000 dólares. En ese momento el coste del minuto de publicidad llegaba al máximo. Pero no hubo nunca la pregunta del millón de dólares. Es igual, en el español de los expertos suena bien.

    Lo más divertido del lenguaje de los expertos es el abuso de las siglas, que alcanza un grado de paroxismo con las referencias informáticas. A saber lo que significa PDF, RTF, XPS, XML.

    Una estrategia para que las siglas tengan prestigio es que contengan tres letras y que no se sepa lo que significan.

    ¡Hola!

    ¿Has buscado tu consulta?

    Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: