Noticias del español

| | | | |

| Amando de Miguel
libertaddigital.com, España
Martes, 23 de enero del 2007

LA LENGUA VIVA: EL INGLÉS EN LA VIDA COTIDIANA

Luis Botana fue el primero que descubrió lo del «falso amigo» respecto a fiscal haven (= paraíso fiscal). Gracias le sean dadas por tan fina percepción.


Ahora observa que en inglés hay un verbo to queue, para indicar lo que en español decimos como «hacer cola». Sin embargo —añade— «el castellano tiene un verbo (reflexivo, eso sí) para la acción de colarse, saltarse la cola, algo de lo que carece el idioma inglés». No me había fijado. Quizá es que en Inglaterra sea inconcebible la acción de colarse. Podría valer to slip in, pero no implica ninguna sagacidad. En fin, ahí lo dejo a la espera de más ilustrados comentarios.

Florentino Cezón Quirós (Gijón) sostiene que la traducción de tax haven como «paraíso fiscal» no es tan desacertada como aquí se ha comentado. Dice don Florentino que haven no es tanto «puerto» como «refugio» para personas u otros animales. Al fin de cuentas, «¿dónde se está más a gusto que en el paraíso?». El razonamiento es ingenioso pero insuficiente. La cuestión está en haber confundido haven (= puerto natural, refugio) con heaven (= cielo, paraíso).

Otra cosa. Don Florentino considera que Key West (la localidad más meridional de Florida) se traduce malamente por Cayo Hueso. No opino yo que ese sea un error. Los españoles dieron el nombre de Cayo Hueso a esa remota isla de Florida. Cayo es tanto como «islote» y lo de Hueso vino porque los españoles descubrieron huesos humanos en ese lugar. En 1822 Cayo Hueso pasó a los Estados Unidos y el nombre se trocó en Key West con el adjetivo detrás, lo que no es corriente en inglés. Fue una mala traducción de Cayo Hueso. En todo caso se tendría que haber llamado South Key (= Cayo del Sur) o Bones Key (= Cayo de los Huesos).

Roque Hernández Durán me critica mi afirmación de que to be full of beans signifique «no vale nada en sentido despectivo y grosero». En su opinión esa frase quiere decir lo contrario, que «uno es una persona muy activa, llena de energía». Don Roque me reconviene: «En general me complace mucho leer su sección en LD, pero debo recomendarle que se asesore bien cuando introduzca la lengua inglesa en sus comentarios, puesto que, lamento decirle, no es su fuerte». Tiene usted razón, don Roque, el inglés no es mi fuerte. De todas formas, repito lo que ya he dicho, que la expresión to be full of beans (= estar lleno de alubias) en inglés del Reino Unido significa «estar pletórico de vitalidad» y en los Estados Unidos «ser un inútil, un tonto». No será la primera vez que difiera el sentido de una expresión inglesa al otro lado del Atlántico.

Puesto que don Roque me recomienda asesorarme, le digo que el Dictionary of American Slang de Richard A. Spears acoge esta entrada:

full of beans, modo adverbial, lleno de tontería, como full of hot air o full of prunes.

En otro texto, A Dictionary of American Idioms, de Maxine Tull, se señala que full of beans o full of prunes significa «idiota, que dices bobadas».

He dado mi versión de por qué las beans tienen tan buena fama en el Reino Unido y tan mala fama en USA. En Inglaterra son algo así como los churros para los españoles, una especie de golosina para el desayuno. En los Estados Unidos las beans se asocian con la comida miserable de los mexicanos pobres. En ese país una beanery es una tasca inmunda donde dan comida cutre. Pero supongo que don Roque será todo un experto en Filología inglesa. Yo soy solo un aficionado de mi lengua, que es la española. Lo que ocurre es que a veces, para comparar, necesito acudir al latín de nuestro tiempo, que es el inglés.

Vemos, pues, la distinta significación de to be full of beans en Inglaterra y en Estados Unidos. John Lynch (Reino Unido) me reprocha estar «completamente equivocado» al exponer el sentido que tiene esa expresión para los norteamericanos. ¿Seguro que estoy «completamente equivocado», don John?

José Miranda (Irlanda) me advierte que full of beans, en las islas Británicas no tiene un sentido despectivo, se utiliza coloquialmente para definir a alguien lleno de energía, muy activo. Está bien, pero repito que el tono afrentoso se da en los Estados Unidos, donde una persona full of beans (= harto de alubias) es sobremanera estúpida o despistada. Añado que en el español de España el equivalente sería «garbancero». Sospecho que el sentido despectivo de las expresiones dichas procede sutilmente del carácter flatulento de los garbanzos o las alubias.

Juan Antonio López Parra es un agente de tráfico (flight discpatcher) en el aeropuerto de Valencia. Le preocupa la pureza del idioma y por eso se resiste a llamar cockpit a lo que él considera que debería ser la "carlinga". Critica la definición del DRAE de carlinga: "en el interior de los aviones, espacio destinado para la tripulación y los pasajeros". Tiene razón don Juan Antonio: la carlinga o cockpit es el espacio reservado a la tripulación. Me conmueve el grito de don Juan Antonio: «A ver si alguien puede explicarme de dónde viene lo de cockpit». No tiene mayor misterio. Originariamente, el cockpit era la cancha dispuesta para las peleas de gallos. Pit en inglés es tanto como «foso», por ejemplo en el teatro, donde se sitúa la orquesta. Cock es gallo. Con el tiempo cockpit pasó a ser el lugar donde tiene lugar una cruenta batalla, una pelea encarnizada. Recordemos un libro clásico sobre la guerra civil española de 1936: The Spanish Cockpit. Durante la primera guerra mundial los pilotos de avión empezaron a llamar cockpit a la estrecha carlinga dispuesta para dirigir el vuelo. En español podría ser la «cabina del piloto», aunque en los aviones comerciales por lo menos suele haber dos pilotos y un radiotelegrafista. De ahí pasó a denominar el espacio de los aviones y de los barcos reservado para las operaciones de vuelo o de navegación. Es necesariamente un espacio con muchas estrecheces, repleto de aparatos de control. En los barcos de vela, cockpit es en español la «bañera». En las canoas, la funda que rodea al remero para que no entre el agua es también cockpit, en español, «brazola». Hará muy bien don Juan Antonio en llamar «carlinga» a lo que sus compañeros denominan cockpit.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: